La actriz subió a sus redes sociales una selfie sin maquillaje

Salma Hayek presume su cutis con selfie sin maquillaje

En varias ocasiones ha comentado que no es fanática de los procedimientos estéticos con bisturí

Salma Hayek compartió con sus seguidores una selfie sin gota de maquillaje y con el cabello húmedo. Con la imagen, la actriz mexicana demostró lo bella y segura que es a sus 49 años. Salma ha dicho en numerosas ocasiones que no teme al paso del tiempo y que es enemiga de las cirugías plásticas y prefiere los tratamientos naturales.

Salma Hayek La también productora no teme al paso del tiempo y es enemiga de las cirugías. Foto: Getty Images/ Instagram

La imagen, publicada en su cuenta de Instagram, tiene hasta el momento más de 29 mil likes y está acompañada del mensaje: “Cabello mojado, nada de maquillaje, sin retoques, pero con muy buena luz”. Los comentarios de sus fanáticos no se han hecho esperar, y han alabado su apariencia así como su valentía al mostrarse al mundo tal y cómo es.

Wet hair, no make up, no filter, no retouch, but very good light. #hair #nomakeup #nofilter #noretouch #light

A photo posted by Salma Hayek Pinault (@salmahayek) on

Recientemente, contó a la revista Gala que rejuvenece hasta 10 años gracias a las manos expertas de una profesional de la belleza. "Mi secreto de belleza se llama... Makiko. Es mi masajista japonesa. ¡Es una verdadera maga! Me tensa la piel de la cara, de la frente, de las mejillas, con solo unos movimientos. Después de cada una de nuestras sesiones tengo la impresión de haber rejuvenecido diez años. Muchas gracias, Japón".

A pesar de tener la capacidad para recibir los tratamientos estéticos más exclusivos, Salma prefiere los tratamientos naturales y sencillos. La protagonista de cintas como Frida y Desperado no es fiel seguidora del bótox y el bisturí. En una entrevista con Elle, indicó que sólo utiliza cremas y un producto llamado tepezcohuite, utilizado en México para curar quemaduras.

“Regenera por completo la piel, pero en Estados Unidos apenas se usa. Mi abuela me enseñó a cuidar la piel desde mi niñez. En México, la gente quemaba la semilla de mamey, que es un fruto que no hay en Estados Unidos. Sirve para el cuidado del pelo y de las pestañas".

Más sobre

Regístrate para comentar