La hija de Salma Hayek donará su cabellera para ayudar a niños con cáncer

Valentina Paloma, hija de la actriz mexicana Salma Hayek, tiene una vocación altruista al igual que su mamá. La pequeña de ocho años decidió dejarse crecer el cabello para donarlo con el propósito de que éste sea utilizado para hacer una peluca para niños que padecen de cáncer.

A través de sus redes sociales, Salma compartió una fotografía de la larga cabellera de su hija y contó a sus seguidores sobre las buenas intenciones de la peuqeña: "Mi hija Valentina se está dejando crecer su hermosa melena para poder cortársela y donarla para hacer pelucas para niños con cáncer. Ese es el espíritu navideño".

Con esta acción, Valentina servirá de ejemplo para miles de niños y niñas que desean hacer de este mundo algo mejor. Esta no es la primera vez que la niña da muestras de su tremenda madurez.

Recientemente, la actriz de Frida contó que su hija le demostró que sabe controlar su temperamento a pesar de lo desafortunadas de algunas situaciones. Por desgracia, la niña fue víctima de unos comentarios racistas por parte de otro niño y en lugar de molestarse o reaccionar de manera descortés, se portó de forma extraordinaria.

Salma Hayek e hijaValentina ha demostrado que es una niña muy madura para su edad. Foto: Getty Images

"Recientemente mi hija fue insultada por otro niño. Insultos racistas. Intenté amablemente hacer que el otro niño se callara, pero no había manera. Y su madre no intentó hacer nada para pararle, me pareció todo una locura. Tuve que tomar a mi hija de la mano e irme de ahí para que la situación no empeorara", reveló la actriz en una entrevista a la revista francesa Society.

Valentina tranquilizó a su mamá y le aseguró que esos comentarios eran cosas sin importancia. "Cuando ya nos habíamos alejado lo suficiente, miré a Valentina y le dije: 'Siento no haber sido más firme con ese niño que te insultó'. Pero ella me devolvió la mirada y me respondió: 'No te hagas mala sangre, mamá. Era tan tonto que ni le he prestado atención. Solo decía cosas que no importan”.

Más sobre

Regístrate para comentar