Shakira, madre entregada por encima de todo

Shakira, madre entregada por encima de todo: 'Ya no soy el centro de mi mundo'

Ser madre es algo que cambia la vida. Que se lo digan sino a Shakira, que desde el momento en que dio la bienvenida a Milan, su primer hijo, vive entregada en cuerpo y alma a la maternidad. Luego llegaría Sasha, su segundo hijo, y la artista tuvo otro pequeño gran motivo para convertir la familia en el centro absoluto de su vida.

Sus hijos son ahora lo primero. Así lo asegura en declaraciones con el portal colombiano ABC del bebé: "En mi mundo ya no soy el centro como antes; soy un satélite". La artista ha concedido una entrevista en la que habla de su faceta como mamá, la más importante, y es que aunque es "la misión más difícil" que le "ha tocado en la vida", sin duda es también la más bonita.

Una foto publicada por Gerard Piqué (@3gerardpique) el

Si hay algo con lo que está especialmente concienciada es con la educación de los más pequeños, algo que preocupa mucho a Shakira. Recientemente estuvo en la sede de las Naciones Unidas como embajadora de buena voluntad de Unicef para defender que la "educación no es un lujo", sino "un derecho del ser humano desde la cuna". Ella lo tiene claro: "Tenemos que ser cuidadosos con lo que les damos en esos primeros años de vida, mucho amor, mucha nutrición y estimulación, sentarse a jugar con ellos, hablarles, escucharlos, cantarles, bailarles…"

Pero con una agenda tan apretada como la suya y dos niños en casa ¿de dónde sacan tiempo Shakira y Gerard? "Dicen que lo más importante es la calidad del tiempo, no la cantidad. Yo siempre estoy intentando darles mucha cantidad, pero, al menos, esa calidad es importante", explica. Pese a que muchas veces nos parezca una "supermamá" haciendo malabares con su carrera discográfica, su agenda y sus dos hijos, ella opina que aún tiene mucho que aprender: "Esto de ser madre es algo que lo estoy aprendiendo, tampoco soy la eminencia en el asunto", asegura. Eso sí, se vuelca al cien por cien: "Todos los días digo: ¿lo hice bien hoy? ¿O no creo que lo hice tan bien? me exijo mucho en ese aspecto", añade.

Una foto publicada por Gerard Piqué (@3gerardpique) el

"Apenas me he convertido en madre hace dos años y medio y es la misión más difícil que me ha tocado en la vida, porque aún estoy tratando de conseguir un balance para mi vida personal y hacerlo de la mejor manera posible". Y a juzgar por su imparable carrera y la sonrisa de sus dos preciosos hijos, parece que ha logrado alcanzar este equilibrio.

Por si quedaba alguna duda de que sus niños están por encima de todo, lo deja claro con esta afirmación: "Lo más importante son ellos, ocupan el mayor espacio de mi cabeza y a veces me cuesta concentrarme en otras cosas porque todo lo que puedo pensar son pañales, biberones, lo que necesita Milan y lo que necesita Sasha".

Más sobre

Regístrate para comentar