El día de su cumpleaños número 49, Elle Macpherson se descubrió un bulto en un seno, lo cual llevó a la modelo a temer lo peor. Y fue ese incidente de salud el cual motivó a la madre de dos hijos a revaluar su forma de vida y también para hacer algunos cambios drásticos, los cuales se centraron básicamente en cambiar su dieta.

"Pensé que tenía cáncer", dijo Elle durante una entrevista reciente. Estaba lejos de casa grabando el programa Britain and Ireland's Next Top Model, así que no podía ver a mi doctor y realmente me dio mucho miedo. "Pasaron cuatro semanas antes de que tuviera los resultados de la biopsia, así que fue un periodo muy largo y por lo mismo con mucho estrés".

elle-macpherson1-VER GALERÍA
Elle Macpherson se descubrió un bulto en un seno el día de su cumpleaños 49. Foto: Getty Images

Elle, quien se ganó el apodo de 'El cuerpo' en los años 80's, agregó en la entrevista con The Mail on Sunday: "Tuve suerte se trató de un fibroadenoma [un tipo beningno de tejido fibroso], pero fue una llamada de atención muy importante. Pasé mucho tiempo pensando y evaluando mi vida, me di cuenta de que quizá estaba tomando vitaminas y minerales que no eran los adecuados, que no estaba comiendo bien y que había mucho estrés en mi vida".

En ese momento la modelo australiana tenía una agenda de trabajo muy apretada, sólo dormía tres o cuatro horas cada noche y viajaba constantemente entre Londres, Australia, Nueva York y Los Ángeles, para cumplir con compromisos de trabajo.

"Acostaba a mis hijos a las 9 o 10 de la noche y después trabajaba hasta las 2 am, pues era el único momento en que lo podía hacer", dijo Elle. "Después me despertada a las 6 am. Tuve esa rutina por años. Pensé que era una persona realmente productiva. Lo primero que ponía en mi cuerpo cada mañana era una taza de cafe".

elle-macpherson2-VER GALERÍA
"No soy alguien alguien a quien le interese lidiar con cirugías plásticas a estas alturas", admite Elle. Foto: Getty Images

Las pocas horas de sueño y la dieta que consumía que constaba de demasiadas carnes rojas, lácteos y pocos vegetales, la llevó a padecer fatiga constante, dolores en las articulaciones y a tener mala digestión. Elle fue con un especialista en nutrición que le expicó que su dieta era demasiado ácida y ella decidió que tenía que comenzar por cambiar eso. "No soy alguien a quien le interese lidiar con cirugías plásticas a estas alturas", aseguró la modelo. "Comencé a dormir más, beber más agua por las mañanas, comer menos carnes rojas, agregué más frutas y vegetales a mi dieta, y en sólo unas semanas me sentía como una persona completamente diferente".

elle-macpherson3-VER GALERÍA
Elle con su esposo Jeffrey Soffer. Foto: Getty Images

Además de gozar de una mejor salud, otro factor que influye en la felicidad actual de la modelo es su esposo desde hace dos años, el billonario Jeffrey Soffer. La pareja se casó en las islas Fiji en 2013 y llevan una relación fantástica.

Más sobre

Regístrate para comentar