Penélope Cruz habla de sus hijos, envejecer con gracia y cortar el cabello de Salma Hayek

Ganó el Oscar y es una diseñadora de moda, pero hay un personaje que Penélope Cruz prefiere por encima de todos: ser mamá de sus dos hermosos hijos con Javier Bardem. "Nada es más maravilloso que una conversación con un hijo", dice la actriz española en una entrevista con el periódico The Guardian.

"Los más grandes sentimientos que he experimentado se deben a la forma en que mis niños me ven", dice de Leo, de 4 años, y Luna, de 2. "Ser mamá es ver la vida desde un punto de vista distinto, como si fueras niño otra vez. Incluso si la naturaleza de tu relación [marital] cambia, es como si pudieras ver un árbol por primera vez a través de ojos nuevos".

La actriz, quien tendrá un papel protagónico en Zoolander 2 admite que ella de niña era tremenda. "Me han contado tantas cosas que hice de pequeña", cuenta entre risas, "que quizás haya algo cierto en ello". A sus 41 años, Pe -como le dicen sus amigos- se siente feliz con la persona que es.

null Penélope Cruz. Foto: Getty Images

"Cada día y cada año te vas conociendo mejor a ti mismo, pero nunca lo suficientemente para descubrir todos tus misterios. A veces, después de experiencias dolorosas, puedes reconciliarte con el pasado con el paso del tiempo".

Penélope, quien junto a su hermana, Mónica, diseña la línea L'Agent para Agent Provocateur y pronto lanzará una línea de trajes de baño en noviembre, dice que ya no le importa "envejecer" -si es que así se le puede llamar entrar en la década de los cuarenta-. Para una actriz de Hollywood, llegar a esta edad es un tabú pero para Pe "es algo que hay que festejar. Cuando me empezaron a preguntar sobre envejecer y tenía 25 años, nunca respondía. No hay nada malo sobre volverse mayor, al contrario, sólo es algo positivo y así se ve en España esto de la edad".

Tiene sentido vivir sin preocuparse de cosas que no puedes controlar. "Es el miedo lo que nos puede paralizar, el miedo es nuestro peor enemigo. Puede afectar tantas decisiones, así que siempre trato de esforzarme por que éste no se apodere de mi libertad".

nullSalma y Penélope se dan la mano mientras salen a cenar. Foto: Getty Images

Quizá toda esta actitud de conquistar tus miedos es cómo convenció a su amiga, Salma Hayek, de que la dejara cortarle el cabello.

"Cuando tenía nueve años, pasaba dos horas al día lavando y cortando pelo en el salón de belleza de mis papás. Al día de hoy, se lo hago a quien quiera que me se deje. Por ejemplo, a Salma que es una de mis mejores amigas, le he cortado el pelo; incluso una vez se fue la luz en su casa y usamos una vela y así se lo corté. ¡Esa chica realmente me tiene confianza!", carcajea.

Más sobre

Regístrate para comentar