Para el Presidente Barack Obama y su esposa, la Primera Dama Michelle Obama, ver crecer a sus hijas no está siendo tan fácil. Al igual que le ocurre a miles de padres, sus hijas siempre serán pequeñitas bajo la mirada de sus orgullosos ojos pero lo cierto es que Malia y Sasha ya se han convertido en dos hermosas adolescentes. Con la partida el año que viene de su primogénita a la universidad, el Presidente de Estados Unidos está mostrando su lado más sensible en cada discurso.

barack-obamaVER GALERÍA

El Presidente Barack Obama habló con los alumnos de Des Moines y les contó los consejos que le dio a su hija mayor que entrará en la universidad el próximo año. "Mantente abierta a nuevas experiencias cuando vayas a la universidad" y agregó: “No vayas a la universidad simplemente para duplicar la misma experiencia que tuviste en la escuela. No bases tu decisión en… Donde están yendo todos mis amigos para poder hacer exactamente las mismas cosas con exactamente las mismas personas con las que las hice en la escuela secundaria”.

Aunque todavía no se sabe en qué universidad estudiará la joven de 17 años de edad, su padre expresó la confianza que tiene de que Malia encontrará la indicada para comenzar la que será una de las mejores etapas de su vida. Hablando sobre la presión que los adolescentes pueden sentir a la hora de elegir el destino al que se marcharán, Barack Obama dijo: “Un consejo que le he dado [a Malia] es que no se estrese demasiado por entrar en una universidad en particular”. Luego agregó: “Hay muchas universidades buenas allí afuera y es importante, yo pienso, que todos sepan que van a poder encontrar una universidad que les brindará una buena educación”.

familia-obamaVER GALERÍA

Recordemos que hace algunos días Barack Obama había hablado de lo difícil que será para él y la Primera Dama despedir a su hija mayor cuando llegue el momento. En aquella oportunidad el Presidente utilizó su gran sentido del humor para relatar una anécdota personal a los alumnos de Maycomb County Community College: “Apenas ayer, Malia tuvo su primer día de su último año. Saben, estaba sentado en su cuarto porque la quería ver partir en su primer día de clases. Puso su cabeza sobre mi hombro y me dijo, ‘Papi, ¿te das cuenta de que probablemente esta sea la última vez que me mandes a mi primer día de clases?’”. Luego agregó: “Tuve que voltearme, no quería ser tan llorón. Es que no me hace sentido. Michelle y yo somos muy jóvenes para tener dos hijas que están casi en la universidad. Así que como padre, me estaba volviendo un poco loco”.

malia-obamaVER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar