Ana de la Reguera

La historia de Ana de la Reguera es poco ordinaria. Aunque mantiene los pies en la tierra y es más sencilla que cualquier principiante, sus logros fuera y dentro de la pantalla -algunos de ellos desconocidos- merecen mención honorífica. En sus 20 años de carrera -debutó en la telenovela Azul, al lado de Kate Del Castillo y Óscar Uriel, sí, aquella sobre Keiko- ha logrado derribar varias barreras.

Primero, el convencer que no era una cara bonita que se parecía a Penélope Cruz, sino una actriz versátil que podía ser tomada con seriedad en el cine y en series de TV demandantes. Arriesgada, De la Reguera llevó triunfal el personaje central en Capadocia. Es una de las pocas profesionistas que han logrado el famoso crossover con éxito, y que lo mismo puede ser un deleite en comedia (Nacho Libre) que en una serie -disculparán lo que suena a pleonasmo- seria, como The Blacklist, brincando de un lenguaje a otro con singular facilidad.

Actualmente la vemos tomar otro riesgo en la exitosa serie de Netflix, Narcos, la cual refleja la captura de Pablo Escobar y ha batido récords en el revolucionario sistema de streaming de TV. Pero lo más importante de Ana de la Reguera es su lado altruista: "La mejor manera de ocupar 'la fama' es ayudando a los demás", dice satisfecha.

Ana de la Reguera Ana de la Reguera festeja 20 años de carrera con una gran satisfacción profesional y personal. Foto: Getty Images

Para quienes lo desconocen, la actriz de 38 años tiene una fundación llamada VeracruzANA, la cual no sólo ayudó a reconstruir a todo Antigua, Veracruz, tras el huracán Karl que impactó en el 2005, sino que además crea centros de acopio para la gente de escasos recursos, construyó una casa de la cultura y un centro de capacitación para pequeños negociantes en su natal estado.

Y contrario a algunos profesionistas que emigramos a Estados Unidos, Ana no se olvida de México. En esta entrevista, repasamos los 20 años de carrera de De la Reguera y nos habla sobre su pasión por ayudar a los demás, su opinión sobre Donald Trump "es un ignorante o un gran estratega", su nuevo amor con quien tiene casi dos años de romance y, por supuesto, sobre el proyecto de Narcos que la tiene muy contenta.

HOLA: Son 20 años de carrera, ¿cómo ha cambiado la Ana de 'Azul' a la que recibe un guión en inglés para hacer 'Black List'?

ANA: Ha sido paso a paso, no he cambiado de un día para otro. Cuando empecé nunca me imaginé verme en esta situación. Siempre pensé que lo importante era primero conseguir trabajo y después un estelar, y luego imagínate ser la protagonista, y después imagina hacer una película y luego la protagonista de una película. Nunca me vi como “voy a ser la estrella que México esperaba” sino como que me fui poniendo metas a corto plazo. Y ahora imagina que me voy a Estados Unidos, y ahora sería increíble poder hacer un papel u otro. Ha sido así mi carrera, entonces por ejemplo ahorita estoy en la época de me gustaría producir o dirigir algo, pero así voy, lo veo paso a paso. Creo que si uno se pone metas a muy largo plazo, puedes ser muy infeliz porque a lo mejor no las vas a obtener.

HOLA: ¿Qué es lo que más extrañas de México desde que radicas aquí en Estados Unidos?

ANA: ¿Sabes? No extraño tanto porque voy mucho, cada mes. Tengo una fundación en Veracruz y voy cada mes y medio. A veces más , a veces menos. Pero nunca pasa mes y medio sin que vaya a México y por eso no tengo esa cuestión de que extrañe. El mes pasado estuve en Colombia, y luego en México, y ayer en Nueva York [donde radica su novio]. Luego voy a México a trabajar los fines de semana en octubre en algo que todavía no puedo contar. He regresado mucho al teatro y cuando hice ‘Capadocia’ regresé para las tres temporadas. Donde menos estoy es en Los Ángeles, que es en donde vivo.

Ana de la Reguera Ana de la Reguera en 'The Black List'. Foto: NBC

HOLA: ¿De dónde sale la idea para tu fundación y qué es lo que haces?

ANA: Mi fundación [VeracruzANA] inició en el 2010 y se inició a raíz del huracán Karl que fue un desastre natural que pegó en Veracruz muy fuerte. El ojo del huracán fue en Cardel donde está Antigua. La Antigua Veracruz fue el lugar donde llegó Cortés, donde está la primera Iglesia de América continental, la primera Iglesia Franciscana, las caballerizas de Santa Anna. La gente de ahí vive de turismo. Y después del huracán –no nada más Antigua- muchas áreas se vieron muy afectadas. Y cuando fui a visitar a ayudar y a poner mi granito de arena me impactó y me dolió mucho lo que estaba sucediendo. Entonces recaudé fondos para reconstruir la Antigua y llevo trabajando ahí cinco años. Hicimos un boulevard, reconstruimos las calles, reabrimos restaurantes, pusimos alumbrado, ayudamos a los pescadores, y después hicimos un museo, una casa de cultura y capacitación. Después de eso hicimos unas residencias para artistas también. Y además hacemos mucha labor social con recuros naturales. Tenemos centros de acopio. La gente no se imagina que en Veracruz hace mucho frío, pero hay montañas y sierras a las que no les llega ayuda, y son las comunidades más pobres.

HOLA: ¿Dónde encuentras mayor satisfacción: en la actuación o en el altruismo?

ANA: Son satisfacciones diferentes pero sí es una satisfacción increíble la fundación. De hecho es lo que más absorbe mi tiempo. Hay gente que me pregunta sobre las fundaciones y les digo “es increíble pero absorbe muchísimo de tu tiempo, es muy muy difícil llevar una fundación, mantenerla y pedir dinero". Obtener los recursos es lo más difícil en una sociedad en la que no estamos preparados ni es un país en el que a todo mundo le sobre el dinero. Pero sí es muy satisfactorio poder ayudar y sobre todo utilizar esa voz e imagen que es resultado de la fama. La gente me hace caso, me sigue. Es la mejor manera de ocupar “tu fama”.

HOLA: ¿Cómo estás del corazón?

ANA: Del corazón muy bien. Tengo novio [el chef Mario Carbone] hace casi dos años, y súper contenta. [De hecho, De la Reguera lo visita frecuentemente en Nueva York, donde tiene un restaurante llamado Sadelles -cuyos bagels son para morir de placer-, y al que han ido celebridades como Serena Williams y Kim Kardashian].

Ana de la Reguera En 'Narcos', De la Reguera interpreta a Elisa, una guerrillera que deja todo atrás por buscar una revolución en Colombia. Foto: Daniel Daza / Netflix

HOLA: Hablemos de 'Narcos', hay gente que ha criticado el reflejar el narcotráfico en un momento tan delicado en varios países latinoamericanos... ¿El arte tiene la obligación de reflejar la realidad?

ANA: Al show le está yendo impresionantemente bien, es el show mejor rankeado en IMDB y ya se autorizó la segunda temporada. Sin duda hay mucha gente que quiere ver estos contenidos. Y sí, también hay comentarios como dices de gente que dice 'que si es violenta o si esto u lo otro' pero yo digo que primero, tienes que ver la serie. Cuando hay gente que la ha visto y no le ha gustado, la respeto completamente porque no tiene porque una serie gustarle a todo el mundo pero cuando opinan sin haber visto la serie, pues... Sí tocamos temas que se están viviendo y siempre el arte va a reflejar lo que estamos viviendo. Sobre si la gente debe verla o no, ese trabajo es de las escuelas y de los padres de familia. No es el trabajo de nosotros como actores o como creadores.

HOLA: Finalmente, también Narcos marca una realidad difícil en un momento en el que Donald Trump está agarrando tremenda popularidad. ¿Qué opinas de él?

ANA: Tengo dos teorías: o es muy ignorante y no se da cuenta de que el voto latino es fundamental para ganar las elecciones en Estados Unidos, o dos, que es una estrategia para ganar más votos republicanos, porque desafortunadamente mucha gente piensa como él, sobre todo en el centro de Estados Unidos. Es increíble hablarlo escuchar decir esas cosas.

Más sobre

Regístrate para comentar