Mauricio Ochmann

Mauricio Ochmann revela ser adoptado y confiesa sus similitudes con los personajes de 'El Sexo Débil'

Reza el dicho popular: El hombre no debe ver telenovelas. Una forma de pensar quizás muy primitiva, machista y pasada de moda. Si bien es cierto que la fórmula tradicional del melodrama -el bien contra el mal, la pobre enamorada del rico y la boda al final- ha sido utilizada a la infinidad y atrae más al público femenino, han habido melodramas mucho más ricos en contenido que -aunque nos duela aceptarlo- a los hombres nos ha tenido en la orilla del asiento.

Si bien la oferta de Televisa ha sido más limitada (Cuna de lobos y Cadenas de amargura entre las dignas excepciones), Argos ha sido la empresa que ha cambiado radicalmente la fórmula del melodrama y ha trasladado a la pantalla chica la realidad con un tono narrativo mucho más elocuente, naturalidad actoral y situaciones con las que cualquier persona, hombre o mujer, de cualquier clase social, pueden identificarse.

A través de TV Azteca, Cadenatres y ahora en NBC Universo, Argos ha presentado una sorprendente frescura en un género que ya estaba desgastado y que parecía no ofrecer nada nuevo. Con Mirada de mujer, La vida en el espejo, después con series como Capadocia, Las Aparicio y El señor de los cielos, Argos ha ido demostrando que la telenovela o teleserie no es sólo para mujeres y que cuando se trata de calidad visual y narrativa en melodrama, ellos llevan la delantera en el mundo y por mucho.

Tras el éxito de Las Aparicio, en donde se contaba la historia de una generación de mujeres a la que los hombres se les morían -literalmente- viene esta contraparte que, aunque grabada hace 4 años, finalmente llega a Estados Unidos a través de NBC Universo. El sexo débil es el título de este melodrama que cuenta la historia de los hermanos Camacho, y que aborda temas que son plenamente masculinos.

¡HOLA! USA platicó con Mauricio Ochmann sobre esta teleserie que marcó el debut de Itatí Cantoral fuera de Televisa y que cuenta las historias de Julián (Ochmann, el mujeriego), Dante (Raúl Méndez, el adoptado y romántico), Álvaro (Khotan, cuadrado y machista) y Bruno (Pablo Cruz, gay y sensible). El sexo débil es la primera telenovela -a falta de mejor palabra- vista desde un punto de vista meramente masculino. Los problemas son de hombres, el patriarca interpretado por Arturo Ríos ciertamente hará que muchos papás -e hijos sobre todo- se identifiquen con él y muestra cómo la sociedad ha impuesto al varón una terrible autocensura de sentimientos que es lo que nos hace en realidad el sexo débil.

Como Ochmann cuenta, con ver el primer capítulo quedarán enganchados como pocas teleseries, y quien escribe esto se los jura. Quedarán fascinados y que no les dé pena decir que ven telenovelas. El sexo débil es inteligente, con contenidos que aportan y con una calidad actoral y visual de primera línea. Se transmite de lunes a jueves a las 19:00 hrs (EST) por NBC Universo. Mira nuestra entrevista con Mauricio Ochmann arriba.

Más sobre

Regístrate para comentar