En la primera visita oficial del presidente Obama a Kenya, el mandatario no quiso perder la oportunidad de unirse al baile que se ha vuelto tendencia en el país africano. Durante la cena de estado en su honor, el grupo local Sauti Sol interpretó su éxito Sura Yako, el cual sigue los pasos tradicionales del Lipala, baile típico de la región, pero con un giro actualizado para esta época. Con una gran sonrisa y mucho ritmo, el Presidente no dudó en ser parte de la coreografía, acompañado por algunos de los presentes.

El presidente Obama presume sus mejores pasos de baile en KeniaVER GALERÍA

La fama de este baile que se ha vuelto una sensación en las redes sociales, lo ha llevado a ser bautizado como el ‘Gangnam Style Keniano’. El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, fue uno de los entusiastas que participó en el popular baile al frente del escenario, acompañado por su esposa, Margaret, la Consejera de Seguridad Nacional, Susan Rice, y la media hermana del presidente Obama, Auma.

Emocionados, los integrantes del grupo compartieron en su cuenta de Instagram imágenes de este encuentro con el presidente, junto a las que escribieron: “Mostrémosle al mundo que Kenia es cuna de buena música, cultura y unidad. Gracias a nuestro presidente Kenyatta por apoyar a la música y entretenimiento locales”. El presidente Obama aplaudió desde su lugar las interpretaciones de la banda, hasta que se animó a pasar al frente a integrarse al baile con ellos.

Este viaje tuvo un significado especial en el corazón del Presidente, al tratarse de hogar de su familia. “Creo que no hay límite en lo que pueden lograr. Un joven ambicioso de Kenia hoy, no debe hacer lo mismo que hizo mi abuelo, sirviéndole a un jefe extranjero. No necesitan hacer lo que hizo mi padre, y dejar su casa para tener una buena educación y acceso a oportunidades. Por el progreso de Kenia, por su potencial, ustedes pueden construir un futuro aquí y ahora”, dijo el presidente Obama a los jóvenes de ese país con quienes se encontró durante esta visita.

En esta ocasión, la primera dama, Michelle Obama, no asistió al viaje con su esposo, pues estuvo apoyando al equipo de los Estados Unidos en las Olimpiadas Especiales en Los Ángeles, California. Este viaje representó 50 país que Obama visita desde que se convirtió en presidente y todo indica a que esta lista crecerá en los próximos meses en la fase final de su paso por la Casa Blanca.

Más sobre

Regístrate para comentar