Antes de que el Presidente Obama llegara a la Casa Blanca con Sasha y Malia, o que Chelsea Clinton creciera ante los ojos del mundo en la administración de Bill Clinton, hubo un niño que se apoderó de la residencia presidencial y conquistó al mundo. Si su papá John F. Kennedy se convertía en el presidente más popular de los Estados Unidos, John John, como tiernamente se apodó a su hijo, era quien capturaba los reflectores.

Recordando a John F. Kennedy Jr. a 16 años de su partidaVER GALERÍA

Cómo olvidar la emblemática imagen que mostraba al pequeño jugando en la oficina oval debajo del escritorio de su padre, mientras el Presidente estaba en una llamada. John F. Kennedy Jr. se volvió en poco tiempo en protagonista de las aventuras de la Casa Blanca. Y las fotografías de su infancia fueron parte del dominio popular, como aquella en la que jugaba con las perlas de su madre, Jacqueline Kennedy. Sin dudas, de las más tristemente populares, fue la que se capturó de un pequeño de apenas tres años, saludando solemnemente el ataúd de su padre.

John F. Kennedy Jr. fue el primer bebé recibido por un presidente electo y el niño más joven en vivir en la Casa Blanca. Pero poco duró el romance de los Kennedy con Washington, pero no el de John F. Kennedy Jr. con los reflectores. En una época en la que las redes sociales no eran cosa de todos los días, John John era uno de los hombres más fotografiados del mundo. Su encantadora sonrisa simplemente aumentaba al atractivo que con los años se consolidaría para darle la fama de uno de los solteros más codiciados del mundo.

Recordando a John F. Kennedy Jr. a 16 años de su partidaVER GALERÍA

Con el carisma de su padre y la elegancia de su madre, John F. Kennedy Jr. pudo haber conquistado cualquier horizonte. Actor de cine, presidente del país o poderoso empresario, eran algunas de las carreras que se le vaticinaban mientras crecía. Todo mundo esperaba que siguiera los pasos de la familia en la política, pero él se decantó por otro camino, las leyes y el periodismo. Los que le permitieron cumplir su sueño de tener su propia revista, George, que tuvo a Cindy Crawford en su primera portada.

Rompiendo corazones, en 1996 se casó con Carolyn Bessette, quien trabajaba en el mundo de la moda y con quien tuvo un compromiso secreto por un año. Solamente tres años después del enlace en Georgia, John hablaría con su hermana Caroline de sus planes de vivir una larga vida. Un día después, el avión en el que él y Carolyn viajaban se reportó como desaparecido. John F. Kennedy Jr. se encontraba piloteando camino a Massachusetts para asistir a la boda de uno de sus primos. Un mes después, se conocería el triste final de la historia de uno de los hombres más queridos del mundo.

Recordando a John F. Kennedy Jr. a 16 años de su partidaVER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar