Después de intensos días de compromisos por Europa, el momento de relajarse y poder disfrutar del destino como turistas llegó. La Primera Dama de Estados Unidos, Michelle Obama, sus hijas, Sasha y Malia, y su madre, la señora Marian Robinson, viajaron a Londres y a Italia como parte de una breve gira de promoción de las iniciativas Let’s Move y Let Girls Learn. La aventura que comenzó de manera espectacular con un encuentro con el Príncipe Harry en Londres, se dio por terminada el día de ayer con su último día en Italia.

Y aunque los compromisos de trabajo fueron muchos, entre la visita a la Mulberry School for Girls, la participación en la Expo Milán y el enriquecedor encuentro con hombres de las fuerzas armadas y sus familias, la esposa del Presidente Obama y sus hijas se pudieron dar algunas escapadas a los puntos turísticos más famosos de las ciudades italianas que tuvieron oportunidad de conocer.

La Primera Dama, Michelle Obama, y sus hijas, en papel de turistas por VeneciaVER GALERÍA

La visita obligada a la obra de Leonardo Da Vinci, La Última Cena, fue sólo el principio del recorrido. Con especial cercanía a su corazón, la Primera Dama y sus hijas visitaron el Duomo de Milán, en donde encendieron algunas veladoras en memoria de las víctimas del ataque en Charleston, Carolina del Sur. Y durante sus días en Milán también recorrieron algunas galerías de arte y las calles más populares para los turistas.

Pero no podían irse de Italia sin visitar la romántica Venecia. Tras su intenso día en la base militar US Army Garrizon Vicenza, las chicas se trasladaron a la ciudad de los canales y tuvieron su primera parada en la 56° Bienal de Venecia. En este recorrido, tuvieron el privilegio de ser guiadas por la artista Joan Jonas, quien las llevó por la exposición de arte, presentándoles el pabellón estadounidense. Para este compromiso, Michelle, Sasha y Malia, llevaron vestidos florales a juego. Los lentes obscuros y una chamarra de mezclilla de Malia, fueron los complementos perfectos para mezclarse entre los muchos turistas de este lugar.

La Primera Dama, Michelle Obama, y sus hijas, en papel de turistas por VeneciaVER GALERÍA

Y qué mejor manera de conocer esta ciudad que a través de sus canales, es por esto que la Primera Dama y sus hijas, optaron gustosas por un recorrido en bote. Éste fue el transporte designado para su visita a la Basílica de San Marcos y el Palacio Ducal. Con grandes sonrisas y sus looks casuales, las chicas recorrieron a pie las calles de Venecia como parte de su último día en el viaje a Europa.

Con casa como destino, Michelle, Sasha, Malia y la señora Robinson, abordaron su avión para dejar atrás este interesante viaje. Como fue regla durante estos días, los vestidos veraniegos volvieron a hacer una aparición. Mientras Sasha llevó un elegante vestido blanco con textura, Malia prefirió un diseño en azul con detalles florales en blanco. Y la Primera Dama prefirió un juego de falda y blusa con estampados orientales contemporáneos.

La Primera Dama, Michelle Obama, y sus hijas, en papel de turistas por VeneciaVER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar