El Presidente Obama, divertido testigo de la rabieta de una niña en la Casa Blanca

La Casa Blanca ha sido escenario de todo tipo de encuentros, algunos muy formales y otros más casuales. Pero pocos tan divertidos como el que este fin de semana se dio frente al Presidente Obama y la Primera Dama; pues una pequeña tuvo poco interés sobre el lugar en donde se encontraba y dio rienda suelta a las lágrimas en medio de un berrinche. Durante una cena por la Pascua judía en la Casa Blanca, las emociones de la nena se desencadenaron durante la recepción del Presidente y su esposa en la Sala Roja de la residencia presidencial, volviéndose en un fenómeno de las redes sociales.

El Presidente Obama, divertido testigo de la rabieta de una niña en la Casa BlancaVER GALERÍA

Como parte de la celebración del mes de conmemoración de la herencia judía en Estados Unidos, la Casa Blanca abrió sus puertas para ofrecer una cena a algunas familias invitadas. Acompañando a sus papás, Laura Moser y Arun Chaudhary, la pequeña Claudia no la estaba pasando tan bien como el resto de los invitados. Ante la mirada divertida del Presidente, que posó con la nena mientras se encontraba en el piso, Claudia realizó una rabieta que se hizo muy popular a través de las redes sociales después de que su tío compartiera una imagen del momento.

En ella, se puede ver que la Primera Dama tampoco pudo evitar el dar un vistazo curioso a la divertida escena que se daba en medio de la formalidad de un encuentro con el Presidente. Comprensivos, al ser padres de dos niñas, el Presidente y la Primera Dama tomaron con humor lo que estaba sucediendo, aunque definitivamente rompía con el protocolo habitual durante este tipo de visitas.

El Presidente Obama, divertido testigo de la rabieta de una niña en la Casa BlancaVER GALERÍA

El tío de Claudia no ocultó lo cómico que le pareció el momento, “Ésta podría ser la mejor fotografía, mi sobrina Claudia haciendo un berrinche en las Pascuas”. Mientras que la resignada mamá confesó que esa imagen corresponde a una de las diez rabietas que la nena hizo en una hora. Y su papá, se limitó a escribir en Twitter, “¡Claudia fue una niña honesta!”.

Pero esta nena no es la primera pequeña que echa por la ventana el protocolo al conocer al Presidente. El hijo de uno de los agentes del Servicio Secreto se hizo famoso por tratar de entretenerse en la Oficina Oval mientras sus padres saludaban a Obama. La continua convivencia del Presidente con algunos niños, ha hecho que las probabilidades de divertidos encuentros aumenten.

El Presidente Obama, divertido testigo de la rabieta de una niña en la Casa BlancaVER GALERÍA

Y lejos de las formalidades que sus otros visitantes le requieren, pareciera que el mandatario es el más feliz con los encuentros con los más pequeños. Apenas hace unos días, visitó a unos tiernos alumnos de una congregación judía. Y cómo olvidar la cálida bienvenida que dio a unas girl scouts durante la Feria de Ciencia de la Casa Blanca o los momentos de diversión que pasó durante el festejo de la Pascua.

Más sobre

Regístrate para comentar