La Primera Dama, Michelle Obama, se anticipa para enfrentar el síndrome del ‘nido vacío’

El ver crecer a los hijos no es tarea fácil para una madre. Y aunque todavía tiene algunos años para prepararse para esta situación, la Primera Dama, Michelle Obama, ha comenzado a hacerse a la idea. Las hijas del Presidente Obama, Sasha y Malia, han crecido frente a los ojos del país a lo largo de los últimos 7 años y se han convertido en unas lindas jóvenes. Prueba de esto, es el estreno de Malia tras el volante y su próximo ingreso a la Universidad. Poco a poco, las chicas Obama inician a emprender el vuelo.

“Somos las últimas personas con las que nuestras hijas quieren estar. Creo que no estás condicionando para el síndrome del ‘nido vacío’, pero no estamos saboreando eso en absoluto. No sé qué vamos a hacer. Voy a tener que buscarle otros hobbies”, dijo refiriéndose al Presidente Obama en una entrevista con Entertainment Tonight. Y es que los tiempos coincidirán, y cuando Malia deje la casa familiar para ir a la universidad, el Presidente Obama dejará la Casa Blanca.

La Primera Dama, Michelle Obama, se anticipa para enfrentar el síndrome del ‘nido vacío’VER GALERÍA

Pero la Primera Dama ha tenido algunas buenas ideas para hacer esta separación menos dolorosa, aunque no todas funcionen para sus hijas. “Las he amenazado con que voy a comprar un departamento cerca del campus, visitarlas y sentarme en sus clases. Pero es una amenaza en vano”, bromeó Michelle. “Barack y yo nos divertimos mucho avergonzando a nuestras hijas. Las amenazamos”.

Y aunque los divertidos métodos de la Primera Dama no siempre son los más convencionales, han probado que tienen algo de efectividad. “Algunas veces, cuando ustedes ven que les estoy diciendo algo al oído en público, le estoy diciendo, ‘Párate derecha o te voy a avergonzar. ¡Voy a empezar a bailar!’ Pero lo entendemos. Nuestras hijas se avergüenzan de nosotros, tanto como cualquier otro niño. Lo tomamos a bien. Ellas nos aguantan”.

La Primera Dama, Michelle Obama, se anticipa para enfrentar el síndrome del ‘nido vacío’VER GALERÍA

Pero, la realidad es que las chicas Obama han probado tener una excelente actitud ante las responsabilidades de sus padres. A pesar de las dificultades a las que se enfrentan como hijas del mandatario del país, Sasha y Malia siempre muestran su mejor sonrisa para hacer frente a sus compromisos. Como la Primera Dama ha declarado, las jóvenes han crecido con responsabilidades y un trato típico, lo que las ha mantenido muy centradas.

Ahora que han crecido, su madre no podría estar más orgullosa. “Voy a ser tan feliz de verlas prosperar trabajando en sus estudios en el campus, viajando y teniendo todas estas increíbles experiencias independientes que las harán personas fenomenales”, confesó la feliz mamá. Durante su visita con David Letterman, Michelle señaló que en planes más cercanos, Malia tendrá un trabajo como becaria este verano y que Sasha podría seguir los pasos de su hermana.

La Primera Dama, Michelle Obama, se anticipa para enfrentar el síndrome del ‘nido vacío’VER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar