Michelle Obama, encantada al recibir el mejor cumplido de una niña

Las puertas de la Casa Blanca se abrieron para recibir a un grupo de pequeños durante la celebración del día de Take Your Daughters and Sons to Work. Los hijos del personal de la residencia presidencial, fueron recibidos cálidamente por la Primera Dama, Michelle Obama, quien se tomó un tiempo para platicar con los niños. Como se ha vuelto tradición durante este día, on micrófono en mano y una gran sonrisa, la Primera Dama se dispuso a participar en una sesión de preguntas y respuestas con los importantes visitantes.

Con una actitud de lo más casual y amigable, Michelle lució espectacular en un primaveral vestido floral con una mezcla de telas, en seda y gaza. Ante la expectativa de los chicos, la Primera Dama los invitó, “Ustedes saben que éste es su tiempo. Me pueden preguntar lo que quieran”. Ante esta propuesta muchos periodistas experimentados pensarían en todo tipo de complicados cuestionamientos, pero fieles a su naturaleza, los niños hicieron las preguntas más inocentes y espontáneas.

Michelle Obama, encantada al recibir el mejor cumplido de una niñaVER GALERÍA

Pero antes de que se desatara la curiosidad de los pequeños, la Primera Dama quiso dejar claro la importancia de su visita a la Casa Blanca. “Sé que es difícil, tener padres que trabajan todo el tiempo; que a veces se pierden de sus actividades porque están ocupados trabajando”, comenzó a explicarles, “Pero lo que sus padres están haciendo, es muy importante. Es muy importante el trabajar para el Presidente y para su país. Y no podrían hacerlo sin su apoyo”. Después de lindas palabras de agradecimiento y reconocimiento por el labor de sus padres, los chicos comenzaron con las preguntas.

Sobre la persona más interesante que ha conocido desde que es Primera Dama, Michelle comentó que ha conocido a muchas personas interesantes como la Reina Isabel II, el Papa, George Clooney, Nelson Mandela y también a niños como ellos. Quienes, aseguró, son los que le otorgan más alegría. Aceptó que durante su infancia ni siquiera sabía que podía ser Primera Dama, pero que quería ser pediatra.

Michelle Obama, encantada al recibir el mejor cumplido de una niñaVER GALERÍA

Y aunque se realizaron muchas interesantes preguntas, hubo una que en especial robó el corazón de la Primera Dama. La pequeña Anya Brodie, aprovechó su oportunidad para preguntarle por su edad. Como toda mujer, Michelle pensó antes de responder pero con mucha seguridad contestó que tiene 51 años. Y ante la cara de sorpresa de Anya, la Primera Dama tuvo que preguntarle qué quería decir su expresión. Cuando la niña contestó tímidamente arrancando la sonrisa de la Michelle, la esposa del Presidente Obama pidió un micrófono para que pudiera repetir su comentario.

“¡Eres muy joven para (tener) 51!”, las palabras de Anya fueron justamente lo que la Primera Dama quería escuchar. Encantada, Michelle invitó a la pequeña a que se le acercara a darle un abrazo. Ambas compartieron un momento especial entre sonrisas, gracias al halago que la niña hizo honestamente a la Primera Dama.

Michelle Obama, encantada al recibir el mejor cumplido de una niñaVER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar