Penélope Cruz, Antonio Banderas y ¡Pedroooo!... Una reunión de 'Oscar'

A pesar de no estar nominada, era a quien el público más ansiaba ver. Después de cuatro años de ausencia en los Goya, finalmente Penélope Cruz hizo su aparición en la alfombra rosa y lo ha hecho como ella sólo sabe hacerlo, radiante. La última vez que estuvo en la gala ue en febrero de 2010, cuando hizo oficial su historia de amor con Javier Bardem a la vez que portaba un vestido blanco palabra de honor de Versace. Pero lo que hizo que Penélope desapareciera de la gran fiesta del cine fue el nacimiento de sus hijos: Leo en enero de 2011 y Luna en julio de 2013.

penelope-cruz1VER GALERÍA
VER GALERÍA

Sin embaro el cine español estuvo de fiesta y para la ocasión la ganadora de tres goyas, por La niña de tus ojos,Volver y Vicky Cristina Barcelona decidió portar un imponente vestido azul noche y plata de Oscar de la Renta, adornado con joyas de oro blanco y diamantes de Chopard. Aunque su presencia fue muy bien recibida, no se pudo ocultar la ausencia de su marido Javier Bardem. La actriz acaba de terminar de filmar en España la película Ma ma de Julio Medem, que produce y protagoniza junto a Luis Tosar y Asier Etxeandía, y pronto será la protagonista de Zoolander 2, con Ben Stiller, de nuevo en Hollywood. Por su parte, Javier actuará en Piratas del Caribe 5, cuya producción ha comenzado ya en Australia. A pesar de que ambos no pudieron estar en el evento, Penélope se mostró muy emocionada por ser la encargada de entregar un premio tan especial.

penelope-cruz2VER GALERÍA

Sin duda fue una noche muy especial que en la que Penélope Cruz y Antonio Banderas recordaron la noche en la que juntos gritaron Pedroooo en la 73ª edición de los Oscar. Gala en la que Almodóvar se llevó su primer Oscar por Todo sobre mi madre y fueron precisamente Penélope y Antonio quien tuvieron el privilegio de entregárselo.

antonio-penelope-pedro1VER GALERÍA VER GALERÍA

Esta vez, se invirtieron los papeles, pues fue Pedro Almodóvar quien le entregó el Goya de Honor a Antonio Banderas. El director fue quien le dio su primera oportunidad en El laberinto de pasiones en 1982. A sus órdenes actuó también en Matador, La ley del deseo, Mujeres al borde de un ataque de nervios, Átame o La piel que habito, entre otras. Banderas ha sido candidato al Goya hasta en cuatro ocasiones (Matador, Átame, Two much y La piel que habito), un terreno que aún no ha conquistado y que justifica por haber permanecido apartado de la industria nacional durante más de 20 años. Algo que llamó la atención es que el actor no fue acompañado por su novia Nicole Kimpel sino, por su hermano Javier Banderas.

banderas-goya1VER GALERÍA VER GALERÍA

Con todo recinto lleno y todo el público de pie para aplaudirle, el patio de butacas en pie, Banderas levantó el 'cabezón' a toda una vida en el cine, 33 años y se lo dedicó a la persona que más quiere en el mundo y de la que más se ha perdido por tantos años dedicado al cine, su hija Stella del Carmen. "Ella sufrió mis ausencias prolongadas. Te dedico este premio a tí, hija mía, Stella del Carmen", dijo lleno de emoción el actor.

Además agregó: "Empieza la segunda parte del partido de mi vida" e hizo un repaso de lo que ha sido su carrera los últimos años: "He sido un eterno nominado toda mi vida y nunca me había tocado subir a recoger un premio. No entiendo mi carrera sin las 7 películas que hice con Pedro Almodóvar. Ha sido una persona muy importante en mi vida. Viniendo en el coche he recorrido calles de Madrid, me acordaba de esos años". También lamentó los momentos en los que no pudo estar con su hija a causa de su trabajo: "Este trabajo no se desarrolla en las alfombras rojas, se pasa en hoteles, aviones, rodajes... y me he perdido muchas cosas de la vida de mi hija que ya no se pueden recuperar. Pero ahora empieza una nueva etapa en mi vida y ella ya tiene 18 años" concluyó.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más