¡HOLA! os desea Feliz Navidad

Navidad un año más. Navidad, tiempo de paz y de bellos presagios, a pesar de que vivimos en un mundo en el que la paz brilla muchas veces por su ausencia y en el que la corrupción parece ser la planta que más crece. Navidad en los corazones de quienes, a pesar de todo, sueñan y se esfuerzan por construir un mundo nuevo en el que la esperanza ilumine a todos y en el que el amor venza al odio, la sencillez eche por tierra la prepotencia y la convivencia se sobreponga a la discordia.

felicitacion-hola-

El Papa Francisco ha advertido acertadamente que “Navidad no es cuento” de hadas, sino el recuerdo de una historia real como la vida misma. Por eso colma contra la “falsa y endulzada” imagen de la Navidad que muchos tenemos hoy. Una imagen que, muchas veces, creamos para ocultar la dura realidad que nos rodea.

Este sencillo villancico puede ser el fiel reflejo de lo que en su día –hace ya más de dos mil años- fue la auténtica Navidad. Una Navidad sin pandereta:

“En Belén no había campanas,
en Belén no había alegría,
en Belén un niño lloraba
mientras su madre sufría.
Y, sin embargo, en Belén
Era Dios el que nacía.

No hubo en Belén personas influyentes.
No hubo en Belén cumplidos ni agasajos.
En Belén hubo sencilla y llana gente.
Hubo en Belén pobreza y desamparo.

No hubo en Belén banquetes ni festejos.
No hubo en Belén despliegue de invitados.
En Belén hubo ternura y sentimiento.
Hubo en Belén total anonimato.

No hubo en Belén revuelo y parabienes.
No hubo en Belén folclore ni regalos.
En Belén hubo pastores en silencio.
Hubo en Belén susurros y recato.”

Navidad es, por otra parte, la historia de un niño que “vino una noche de luna, sin gloria ninguna, con toda humildad. No tuvo casa ni cuna, ni tuvo fortuna, nació en un portal”.

Más sobre: