¡HOLA! desvela que la hija de Esther Cañadas tuvo que ser ingresada a las pocas horas de nacer y permanece en la incubadora

Al parecer, un contratiempo muy común en los recién nacidos, que no reviste gravedad, ha obligado a la pequeña Galia Santina a estar unos días hospitalizada

Esther Cañadas irradia felicidad. Y no es para menos, ya que a sus 37 años acaba de cumplir su sueño de ser mamá. El pasado sábado, 20 de diciembre, la modelo abandonaba el Hospital Ruber Internacional de Madrid con una enorme sonrisa y el mejor regalo de su vida en sus brazos: su primera hija, a la que ha llamado Galia Santina. Sin embargo, poco después de salir, la top tuvo que regresar al centro hospitalario, al parecer, por un contratiempo muy común en los recién nacidos, que no reviste gravedad, pero que obligará a la pequeña a estar unos días en la incubadora.

- Una radiante Esther Cañadas abandona el hospital con su primera hija en brazos

Esther CañadasVER GALERÍA
Descubre la noticia en ¡HOLA! en iPad y Android o suscribiéndote AQUÍ  

 

La niña, que vino al mundo por parto natural y al nacer pesó 3,400 kilogramos y midió 50 centímetros, se encuentra bien y todo indica que muy pronto recibirá el alta. Ya con Galia en su vida, estas serán, sin duda, unas Navidades muy especiales para Esther, ya que serán las primeras que pase ejerciendo el mejor papel de su vida, el de madre.

Más sobre: