Mundial de Clubes de la FIFA

Iker Casillas celebra un nuevo título con su ‘pequeño campeón’

‘Este ha sido un gran año en todos los sentidos’, ha escrito en las redes sociales junto a una imagen de su hijo Martín con una nueva medalla al cuello

Si hay un año que recordará para siempre como uno de los mejores de su vida será, sin duda, este 2014 que está a punto de finalizar. Iker Casillas levantó en Marrakech un nuevo título, el cuarto del 2014 con el Real Madrid, el día que cumplió 700 partidos como portero y capitán blanco. Casillas añadió a su largo historial el único título a nivel de clubes que le faltaba por conseguir, el Mundial de Clubes de la FIFA, un regalo de Navidad adelantado, que celebró por todo lo alto con sus compañeros y la afición. “Último título de un gran año para un grupo de atletas que está haciendo historia. Me siento afortunado de haber podido celebrar mi partido 700 en el club que me ha visto crecer, y estoy muy contento de poderos ofrecer este Mundial de Clubes como regalo de Navidad”, escribió en las redes sociales. 

iker-casillas1VER GALERÍA

Tras el encuentro, Casillas pidió que 2015 fuera igual que 2014 a nivel profesional, aunque reconoció no haber estado a su "nivel" en la final de la Champions y en el Mundial con España.

De regreso a casa, el portero celebró este título tan especial con su familia y compartió con todos sus seguidores esta imagen de su hijo Martín con una nueva medalla al cuello. “Este ha sido un gran año en todos los sentidos. A disfrutar del cuarto título con mi pequeño campeón! #sucuartotítulo”, ha escrito. Y es que la llegada de Martín ha colmado de felicidad a Casillas y, sobre todo, de títulos. El niño, que el próximo 3 de enero cumplirá un añito, se ha convertido en el mejor talismán de su papá y ya se ha convertido en una tradición que el portero, en cada uno de los triunfos del Real Madrid, cuelgue una instantánea de su hijo con el trofeo. 

 

Y aunque Iker solo desea un 2015 igual de bueno que este 2014, desde hola.com, puestos a pedir, nos encantaría que anunciara su boda con Sara Carbonero, una celebración que pondría el broche de oro a una preciosa historia de amor que nació hace cinco años y que nos cautivó a todos desde aquel espontáneo beso que el portero le dio a su chica tras ganar el Mundial de Sudáfrica.

Más sobre: