Raquel Sánchez Silva dice adiós a 2014 con nuevas ilusiones

Al éxito de su primera novela, se suma un nuevo proyecto empresarial y el excelente momento sentimental al lado de Matías Dumont

“Me encuentro bien, en el buen camino”. Así resume Raquel Sánchez Silva el momento que vive tras haber dejado atrás un período complicado tras la inesperada muerte de su marido Mario Biondo. Raquel tiene muchos motivos para sonreír ante los nuevos retos e ilusiones que se le plantean. La presentadora, a quien no le faltan compañeros y amigos con los que ser feliz, presentará la próxima edición de Supervivientes. Además le ha cogido el gusto a la literatura y después del éxito de su primera novela, Mañana a las seis, que presentará el 19 de diciembre en su "casa", Plasencia, está escribiendo su segundo libro: “Cuando esté terminado, si creo que merece la pena lo publicaré y si no se quedará en un cajón”.

raquel-sanchez-silva1VER GALERÍA

Además ha puesto en marcha un nuevo proyecto empresarial, Bakara, junto a Tomás Alía y Pedro Albaladejo, un negocio de telas para el hogar traídas de Marruecos. “Estoy ahí un poco de emprendedora, por eso digo que estoy en una etapa de mi vida en camino, haciendo cosas nuevas que me ilusionan. Siempre me ha encantado la decoración, tengo amigos que se dedican al diseño de interiores, y decidí que tenía que emprender este nuevo camino".

raquel-sanchez-silva2

A su éxito profesional se une el sentimental. Raquel mantiene una relación con Matías Dumont, un productor audiovisual de origen argentino que le ha devuelto la sonrisa. Son my felices juntos y así lo han demostrado en sus viajes de La India a Los Ángeles o recientemente durante un fin de semana de relax en un exclusivo balneario en Asturias. La presentadora, que siempre se ha mostrado muy discreta a la hora de hablar de su vida personal, de momento prefiere no comentar nada sobre su sueño de ser mamá.  
Motivos no le faltan para despedir el año y recibir el 2015 con una gran sonrisa.

Más sobre: