Isabel Preysler retoma sus compromisos

Vuelve a la vida pública tras el fallecimiento de su marido, Miguel Boyer

Isabel Preysler afronta con fortaleza el duro golpe que ha supuesto la pérdida de su marido y poco a poco intenta volver a la rutina y recuperar la sonrisa. Su primera aparición pública tras fallecimiento de Miguel Boyer fue, a petición de su hijo Enrique Iglesias, en el concierto que ofreció el pasado 15 de noviembre en el Barclaycard Center de Madrid, al que fue acompañada por sus hijas Tamara y Ana, que junto al resto de la familia se han convertido en sus grandes apoyos en estos difíciles momentos.

 
 

 

isabel-preysler-2VER GALERÍA

 

 

Semanas después de este concierto, Isabel ha retomado sus compromisos y lo ha hecho luciendo de nuevo una sonrisa. Ha sido en el evento organizado por la joyería Rabat, que se presentó anoche en Valencia como nuevo distribuidor oficial Rolex. Con un vestido rosa con pedrería y haciendo gala una vez más de su elegancia, Isabel estuvo en este evento de presentación, acompañando a Esteban y Jordi Rabat, propietarios de la joyería, y al consejero delegado de Rolex España, Roland Schuler.

 
 

Esta misma semana también ha reaparecido su hija Ana, amadrinando una campaña solidaria en favor de Cruz Roja, donde habló de cómo están viviendo estos últimos meses: "Obviamente son momentos difíciles, semanas, y meses bastantes complicados, pero poco a poco, intentando, dentro de lo que cabe, volver a la normalidad". También explicó cómo se están  "Mi madre y yo estamos intentando apoyar lo máximo posible y sabemos que tenemos que ser fuertes, es el golpe más duro que te puede pasar, lo sabemos y hay que apoyarse".

Más sobre: