Nieves Álvarez: ‘Mi hija dice que soy la princesa Frozen y mi madre, Angelina Jolie’

La modelo y presentadora es la estrella de la nueva campaña navideña ‘Momentos mágicos, Momentos Rochas’

Nieves Álvarez es la estrella de la nueva campaña navideña ‘Momentos mágicos, Momentos Rochas’. La modelo y presentadora ha ejercido de embajadora de excepción del perfume francés y ha protagonizado el nuevo spot de televisión  de la colonia de Eau de Rochas, "un clásico del mundo del perfume”. Asegura que cuando sus hijos la vieron en el anuncio, pensaron que era la Princesa de Frozen. “Mi hija me dice “mamá, eres como Frozen”. Mientras que el comentario de Adriano fue” pero ¿esto lo ve todo el mundo? Eso quiere decir que voy al cole y todos me van a decir que soy el hijo de Nieves Álvarez”. La modelo recuerda con una sonrisa como fueron recientemente al Corte Inglés y vieron las marquesinas con el perfume y gritaban “¡Mamá, mamá!”. La modelo admite que sus hijos -Adriano, de 9 años, y los mellizos Brando y Bianca, de seis- viven una etapa de lo más divertida y no le importan las continuas filtraciones sobre crisis en su matrimonio con Marco Severini, el fotógrafo italiano. “No hay que darle importancia a esos rumores. Ya os he dicho que llevo 22 años en esto me conocéis. Yo estoy ilusionada con mi trabajo, vuelvo a París que es donde empecé y para mí eso es lo importante".

nieves-alvarez1VER GALERÍA




De su trabajo con la fragancia francesa resalta que el verdadero trabajo ha sido el postproductivo. “Ha sido un trabajo impresionante del equipo de postproducción. Sólo había un croma verde y nada más.” Nieves Álvarez es una de las modelos españolas más espectaculares y prueba de ello es que su imagen en el anuncio recuerda a Angelina Jolie y hasta su familia alguna vez la ha confundido con la actriz: “Hasta mi madre me dice “pero qué haces con Brad Pitt en la alfombra” y le digo mamá es una película y es Angelina…Sí, muchas veces me han dicho que me parezco”.

angelina-jolie1



Niueves Álvarez admite que sus trucos de belleza son simples: “Reírse de una misma, sonreír mucho y dar las gracias a dios por la vida todas las mañanas. Soy afortunada de tener trabajo, de levantarme todos los días con ilusión y de tener salud. Por supuesto que me cuido, pero no vivo el cuidado como una esclavitud. Si puedo ir al gimnasio voy y si no puedo pues no pasa nada, ya iré otro día”. Nieves reconoce que el seguir siendo tan guapa se debe a una cuestión de genética: “Sí, tengo una madre que esta estupenda y mi abuela por parte de padre era una mujer impresionante. Era guapísima y bellísima y de mi madre he heredado que es que es una mujer maravillosa y tiene una piel increíble, es genética”.

Más sobre: