Blanca cuesta prepara una gran fiesta para su 40 cumpleaños

Será el 18 de diciembre, dos semanas después de haber dado a luz a su cuarto hijo, una niña a la que le han puesto el nombre de Kala

Emocionada, con una enorme sonrisa y derrochando felicidad. Así vimos a Blanca Cuesta abandonando la clínica Ruber Internacional de Madrid acompañada de su marido, Borja Thyssen, y con su recién nacida entre sus brazos. La pequeña Kala, que vino al mundo el pasado fin de semana, ha llenado de felicidad a la familia, ya que por fin se ha cumplido su sueño de tener una niña, que además se convertirá en la 'princesa' de la casa con sus hermanos mayores, Sacha, de seis años, Erik, de cuatro, y Enzo, de dos.


 

 

blanca-cuesta-gtres-VER GALERÍA



Todos los que han podido conocer a la cuarta hija de Borja y Blanca coinciden en que la pequeña es "muy guapa, grandecita, muy buena y tranquila" y que se encuentra "de maravilla". Al igual que su madre, que al igual que ha sucedido en sus tres embarazos anteriores, se encuentra "casi recuperada" y pudo presumir de figura a la salida del hospital. "Como una rosa y con una sonrisa permanente", decían.

Tanto es así, que tiene planeado celebrar su cumpleaños el próximo día 18 de diciembre, fecha redonda para ella ya que no sólo soplará las velas de sus 40 años, sino que además lo hará en un momento inmejorable: feliz con su gran familia numerosa, con la paz ya consolidada con la madre de Borja, la baronesa Thyssen, y con nuevos proyectos de su prometedora carrera como pintora.


 

borja-blanca-europa-VER GALERÍA  


"Me parece un sueño tener a mi primera hija. Creo que todavía estoy en shock. Va a ser mi princesa, pero ahora ya nos plantamos aquí. ¡No damos abasto!", nos aseguró Borja hace unas semanas en una entrevista exclusiva en las páginas de la revista ¡HOLA!. ¿Será verdad? De lo que no hay duda es de que van a vivir una etapa muy diferente. "Será un cambio interesante después de tanto niño. Y eso que no te puedes imaginar cómo me llevo con mis hijos. Me adoran y les adoro. Es una conexión tremenda. Así que no me puedo imaginar cómo será con la niña. Los niños están conmigo como locos. Luchamos en el sofá, me tiro con ellos al suelo, juego a la pelota… y ahora no sé cómo será con mi princesa", añadió. 

Más sobre: