Isabel Pantoja no recibe visitas en su primera semana en prisión

Nadie de la familia ha ido a verla este fin de semana

Lleva desde el pasado 21 de noviembre ingresada en la cárcel de Alcalá de Guadaira, una primera semana que no ha estado exenta de polémica. Isabel Pantoja continúa su día a día en la prisión andaluza, ingresada en el módulo de respeto e implicada en las tareas de limpieza del comedor que comparten las internas, tal y como han contado fuentes de la cárcel. Durante este segundo fin de semana en la prisión, la artista no ha recibido visitas. No se ha acercado nadie de la familia, ni siquiera sus hijos Kiko y María Isabel, que continúan con su rutina y sus compromisos, acordándose en las redes sociales de su madre con algún que otro mensaje.



isabel-pantoja1VER GALERÍA

 


Se pudo ver a Kiko Rivera que acudió a la sesión que tiene como DJ en un local sevillano todos los domingos por la tarde. El hijo de Isabel Pantoja no ha querido hacer declaraciones acerca del ingreso en prisión de su madre, mostrándose muy esquivo con la prensa. Kiko acaba de lanzar su nuevo single 500 millas, cuya letra está dedicada a su hijo Francisco. “No me queda otra opción, sólo puedo decir… cariño no llores que 15 días pasan volando” dice la letra. Un triunfo profesional que llega en su peor momento personal.

 

 

Su hermana María Isabel tampoco se ha acercado a la prisión a ver a su madre, pero la tiene muy presente y así lo ha demostrado con lo que podría ser un nuevo tatuaje: unos grandes labios rojos. “Por ti madre” pone junto a la imagen de este dibujo. También ha puesto en su foto de perfil de twitter, una instantánea en la que se la ve con su madre cuando era una niña. Este tatuaje se uniría a los otros que tiene María Isabel: lleva también el nombre de Dulce, su niñera, el número 15 en números romanos (se refiere a la fecha 15 de septiembre cuando comenzó una historia con "alguien especial"), una pistola y además del nombre de su hijo, Alberto, y las iniciales "F.R.", de su hermano. Ella también evita hacer declaraciones acerca de su madre, a la que sigue defendiendo en las redes sociales.


La polémica ha envuelto estos primeros días de Isabel en prisión. Se ha denunciado un supuesto trato de favor por parte de las autoridades de la cárcel, algo que esta ha negado, y se ha hablado de un supuesto altercado con algunas de las internas de la prisión (algo que no ha sido confirmado). Lo que es cierto es que sin duda son los momentos más complicados en la vida de Isabel Pantoja, que de momento recibe el apoyo de los suyos en la distancia.


El régimen de visitas establece que puede verse personalmente en el propio centro con sus familiares y amigos, previamente autorizados, durante 20 minutos, acumulables en una sola sesión de 40 los fines de semana en un locutorio (pueden ir hasta cuatro personas). Puede tener además una comunicación mensual con una duración de entre una y tres horas, en un vis a vis (una sala), una comunicación familiar a la que pueden asistir como máximo cuatro personas. Puede comunicarse además por teléfono y de forma habitual con su abogado y su familia.

Más sobre: