Los Obama y sus hijas dan la bienvenida a la Navidad

Michelle Obama recibió este viernes el árbol navideño junto a sus dos hijas, que posteriormente acompañaron al presidente en el conocido como "sábado de los pequeños negocios"

¡Ya es Navidad en la Casa Blanca! Tras la celebración de Acción de Gracias, que Barack Obama y sus dos hijas inauguraron con el tradicional indulto al pavo, el presidente de Estados Unidos y su familia ya se preparan para dar la bienvenida a la siguiente gran fiesta: la Navidad.


 

 

 

 

obama2-VER GALERÍA

 

 


Este viernes, la primera dama Michelle Obama recibió junto a sus dos hijas, Malia y Sasha, y los dos perros de la familia, Bo y Sunny, al árbol navideño que adornará el Salón Azul de la Casa Blanca este año. Como de costumbre, el árbol llegó al Pórtico Norte de la residencia presidencial en un carruaje tirado por caballos. Luciendo un abrigo de estampado floral, Michelle Obama salió a recibirlo muy sonriente en compañía de sus dos hijas y las mascotas familiares.  


 

 

obama1-VER GALERÍA



El árbol de este año mide unos 5,6 metros de altura y procede de una granja de Lehighton (Pensilvania) propiedad de la familia Botek, la misma que suministró el de 2013, de acuerdo con la Casa Blanca. Su presencia en el Salón Azul será una de las mayores atracciones de la decoración navideña de la Casa Blanca, que el año pasado incluyó 24 árboles, réplicas a tamaño real de Bo y Sunny, y una reproducción de la residencia presidencial completamente comestible.


 

 

obama3-VER GALERÍA


Continuando con las tradiciones que acompañan a estas fechas, el sábado el presidente Barack Obama acudió con sus dos hijas a comprar libros a una conocida librería de Washington, haciendo así su aportación al día instituido para fomentar las ventas de los pequeños comercios en el conocido como "sábado de los pequeños negocios" que sigue al Viernes Negro. Al igual que el año pasado, Obama visitó la librería "Politics and Prose", ubicada en un barrio del noroeste de Washington, y esta vez eligió 17 libros junto a sus hijas.

Vestido de forma informal, Obama tomó en brazos a un bebé de otro de los clientes de la librería y, bromeando, solicitó un "descuento" por la compra realizada.

Más sobre: