La familia Alba, tranquila con la recuperación de Cayetano: 'Está bien y fuera de peligro'

Tanto Eugenia como Alfonso y Jacobo han asegurado que su hermano está teniendo un postoperatorio normal

Están siendo momentos muy duros para la familia Alba. Además de la tristeza y el vacío que sienten tras el fallecimiento de su madre, la Duquesa de Alba, esta semana se ha sumado otra preocupación más, el estado de salud de Cayetano Martínez de Irujo, quien este pasado martes tuvo que ser hospitalizado en la clínica Santa Isabel de Sevilla. Fue un ingreso de urgencia, ha estado en la UCI, y al parecer habría sido operado de una obstrucción intestinal. Y es que a pesar de que su estado de salud “es bueno”, aún permanecerá “unos cuantos días más” en el centro.

- El estado de Cayetano Martínez de Irujo, que ingresó de urgencia, 'es bueno'

- Alfonso Diez recupera su rutina y da las gracias 'de corazón' por el cariño recibido


eugenia-europa2-VER GALERÍA

 


Este jueves, fue su hermano Alfonso Martínez de Irujo el que informó sobre las últimas noticias sobre su recuperación. "Está en un postoperatorio normal y fuera de peligro. Me imagino que le darán el alta pronto", explicó durante la gala de los premios 'Fuera de serie', donde precisamente fue galardonado otro de sus hermanos, Jacobo Fitz-James Stuart, quien también estuvo acompañado de su mujer, Inka Martí, y de su hija Brianda Fitz-James Stuart, que acudió con su novio.

Durante la velada, que se celebró en el Palacio de Santa Coloma de Madrid, al ser preguntado sobre la recuperación del jinete, Jacobo aseguró que se encuentra "bien", pero que no ha tenido oportunidad de preguntarle directamente: "Le he llamado dos veces, pero no he podido hablar con él. Además, confesó que todos los están pasando mal por la muerte de su madre, pero que es su hermana Eugenia a la que siente que hay que apoyar más, porque es la que peor lo está llevando.


pr-jacobo-inka-cordon-VER GALERÍA


Al igual que toda la familia Alba, la Duquesa de Montoro está intentando recuperar la normalidad y volver poco a poco a su vida tras tener que despedirse de su madre. Así, pudimos verla, de luto riguroso con vaqueros y abrigo negro, ocultando la tristeza de su mirada tras unas gafas de sol, acudiendo en una reunión de trabajo en un conocido hotel madrileño y regresando horas después al Palacio de Liria. Eugenia sacó fuerzas de flaqueza para explicar que su hermano Cayetano “está mejor”.

Más sobre: