Alfonso Diez recupera su rutina y da las gracias 'de corazón' por el cariño recibido

El viudo de doña Cayetana permanece en el palacio de las Dueñas, en Sevilla

Ha pasado una semana desde que tuviera que pasar por el que seguramente ha sido uno de los peores momentos de su vida. Sin embargo, al igual que el resto de la familia de la Duquesa de Alba, su viudo Alfonso Diez trata de retomar poco a poco su rutina. Desde el multitudinario funeral en la catedral de Sevilla y la posterior ceremonia en la que se depositaron sus cenizas en la iglesia del Cristo de los Gitanos, Alfonso ha estado en el Palacio de las Dueñas, en Sevilla, que tantos recuerdos atesora de su vida con doña Cayetana.


alfonso-diez3VER GALERÍA


No se le había visto salir hasta ayer miércoles, cuando abandonó el palacio durante unas horas (para una visita en el dentista), en un coche y sin querer pararse a hacer ningún tipo de comentario . Ahora, en una carta autógrafa enviada a la agencia EFE, Alfonso ha agradecido "de corazón" el cariño expresado por  miles de personas ante el fallecimiento de doña Cayetana, muchas de las cuales visitaron la capilla ardiente de la aristócrata. Ha dado las gracias "al pueblo de Sevilla y a todos los españoles que nos han acompañado de una forma o de otra con su cariño y su pena", así como al alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, y a las instituciones representadas en la exequias de la aristócrata su "apoyo incondicional".

Alfonso Diez, que también se refiere a "todos los que han sufrido la marcha de su querida amiga", ha destacado el "respeto y profesionalidad" con el que los medios de comunicación han cubierto el ingreso hospitalario y el fallecimiento y el funeral de su esposa. "La soledad y la tristeza en la despedida de Cayetana, sin Sevilla, y sin todas estas personas, hubiera sido mucho más difícil", añade el comunicado, en el que asegura que nunca olvidará cómo se han sentido acompañados por miles de personas.



alfonso-diez1VER GALERÍA


Estos son sin duda sus días más difíciles ya que tiene que aprender a vivir sin la que ha sido su compañera, su esposa. Su tristeza se pudo ver durante la despedida a doña Cayetana, en la que estuvo en todo momento arropado por los hijos de esta, sobre todo por Carlos, duque de Huéscar, y Eugenia.

Especialmente emotivo fue el fuerte abrazo que le dio Cayetana, hija de Eugenia y Francisco Rivera, al término del funeral en la catedral, un abrazo en el que ninguno de los dos pudo contener las lágrimas. Entonces se le vio especialmente abatido. En algunos momentos de los actos que se organizaron, aseguró que no podía hablar, tal era la emoción que le embargaba. 

No está siendo fácil para la familia seguir su día a día sabiendo que no está la Duquesa. Cayetano Martínez de Irujo ha sufrido un revés de salud que le mantiene ingresado en la clínica Santa Isabel de Sevilla. El jinete ingresó de urgencia y parece que fue operado de una obstrucción intestinal. Tampoco su hermana Eugenia ha tenido una semana fácil. Precisamente ayer miércoles cumplía años, un aniversario triste en el que seguramente contó con todo el apoyo de su hija Cayetana, que estos días no se separa de ella, y sus amigos. El resto de los hijos de doña Cayetana han ido retomando estos días su rutina, regresando a Madrid y mostrando su agradecimiento a todas las personas que les han manifestado su cariño.

Más sobre: