Borja Thyssen y Blanca Cuesta, romántico almuerzo para dos en la cuenta atrás

El feliz matrimonio, que en unos días dará la bienvenida a su hija, salió a comer a uno de sus restaurantes favoritos de Madrid

Borja Thyssen y y Blanca Cuesta viven con ilusión los últimos días antes del nacimiento de su cuarto hijo, que es una niña, tal y como confirmaban recientemente en la revista ¡HOLA!. Entretanto, el matrimonio disfrutó de una romántica comida en uno de sus restaurantes predilectos de la Milla de Oro de la capital.


Borja Thyssen disfrutó de un almuerzo con su mujer en uno de sus restaurantes favoritos de la Milla de Oro de la capitalVER GALERÍA


Finalizado el almuerzo, el primero en abandonar el local fue el orgulloso papá. Borja, que lucía su característica y poblada barba, vestía de manera informal con vaqueros, deportivas camisa blanca y chaqueta de punto verde botella. Instantes después aparecía Blanca con una radiante sonrisa. La feliz mamá eligió una cómoda indumentaria: botines negros, leggings y una camiseta de estilo marinero que realzaba su prominente barriguita. También vestía una chaqueta a juego con la de su marido.


Blanca Cuesta, que se encuentra ya en la recta final de su embarazo, cuenta los días para verle la carita a su hijaVER GALERÍA


Aunque no querían conocer el sexo del bebé hasta el nacimiento, finalmente la pareja no pudo aguantar la incertidumbre y hace unas semanas compartían en las páginas de ¡HOLA! la noticia de que es una niña. "¡Por fin voy a cambiar superhéroes por muñecas! Puedo pensar en hacer coletas, comprar vestiditos... y alguien que se ponga mis tacones", confesaba emocionada la feliz mamá. Ahora Borja y Blanca se preparan para recibir a la 'princesa' de la casa, algo que seguro llenará de alegría a Carmen Cervera, quien tras la reconciliación con su hijo y su nuera pudo disfrutar este pasado verano de sus tres nietos: Sacha, de seis años, Eric, de cuatro, y Enzo, de dos.

Más sobre

Regístrate para comentar