Los hijos de Isabel Pantoja no se separan de su madre mientras continúa la cuenta atrás

Kiko y María Isabel abandonan Cantora sólo el tiempo imprescindible para cumplir con diversos compromisos

Kiko Rivera y María Isabel Pantoja no se separan de ella. Conscientes de que pueden ser las últimas horas de su madre Isabel Pantoja en libertad, sus hijos no se alejan más que lo imprescindible de Cantora. Estos últimos días los dos han protagonizado un ir y venir continuo. Han salido para cumplir con algunos compromisos pero han regresado inmediatamente junto a su madre para disfrutar de ella el tiempo que le queda en libertad. La familia sabe que estas son las últimas horas que tienen para estar juntos y por eso las están aprovechando.

 

kiko-rivera1VER GALERÍA

 

Recién llegada de Barcelona, María Isabel llegó a Cantora en la noche del miércoles en un coche conducido por la niñera de su hijo Dulce y con este en un capazo. Sus nietos serán seguramente los que estos días alegren a la artista que, según dicen sus más íntimos amigos, está triste pero mentalizada de que dentro de poco entrará en prisión. De hecho, Raquel Bollo asegura que “quiere entrar cuanto antes”. Y es que la espera de estos días está suponiendo un trance duro para la intérprete.

Kiko tampoco se separa de su madre. Sin duda es uno de los que más están sufriendo esta situación. Sin querer hacer comentarios y reaccionando con enfado cada vez que le preguntan sobre el tema, el DJ ha encontrado en su novia Irene Rosales su mejor apoyo. La joven no se separa del hijo de Isabel y le acompaña a Cantora, donde pasan las horas con la intérprete. También ha llevado a su hijo Francisco, que la semana pasada cumplió dos años.

 

k-maria-isabel1VER GALERÍA

 

La cuenta atrás para su ingreso en prisión continúa. La Audiencia no se ha pronunciado todavía acerca de cuál es el plazo para que la artista se traslade a la cárcel, pero el tiempo se agota. Los amigos más cercanos a Isabel aseguran que como es normal está triste, pero ya resignada a perder su libertad. Luis Rollán que estuvo con ella el fin de semana, dice: "Está mal, el ambiente es lógico, el ambiente que se vive es de incertidumbre, de malestar y de angustia". Sobre si su madre doña Ana sabe lo que ocurre, Luis asegura: "Doña Ana está estupenda, pero es verdad que no se le cuenta nada. No sé cómo afrontará luego la familia. Se evita hablar del tema".

Comentó además que Isabel no tiene ya esperanzas de que el recurso de súplica prospere: "El recurso está ahí, tiene que pronunciarse, no te diría que tiene esperanza, para nada. Tal y como se han visto los acontecimientos… se crea un antes y un después con el caso de ella". Luis Rollán dijo que su estado anímico es bastante malo: "Yo la he visto muy mal, anímicamente tocando fondo. Por lo que conozco, te puedo decir que estaríamos hablando del momento más duro. Y ha llorado mucho este fin de semana".

Las diversas campañas que sus seguidores y sus hijos han puesto en marcha continúan llenando las redes sociales, pero parece ya inevitable que dentro de poco Isabel Pantoja ingresará en prisión. Lo que no se sabe aún es qué centro escogerá ya que las especulaciones son muchas. ¿Más cerca de Madrid o de Sevilla? La respuesta se sabrá dentro de poco.

Más sobre: