David Bustamante: 'Yo quería tener más hijos, pero ya nada. He perdido la batalla'

El artista y Paula Echevarría han encontrado la felicidad plena junto a su pequeña Daniella, que ya tiene seis añitos

En más de una ocasión ha confesado su deseo de aumentar la familia y volver a ser papá, sin embargo, parece que David Bustamante y Paula Echevarría se plantan. "Ni mi hija ni la madre quieren tener hijos, yo ya he perdido la batalla. Yo quería tener más, pero ya nada. Realmente nos sentimos muy realizados... Ya no me lo preguntéis más, porque ya lo hemos desestimado", ha confesado el cantante, que acaba de presentar su nuevo perfume y está feliz con el éxito que ha tenido su último disco.

Daniella, que ya tiene seis añitos, es la reina de la casa y es el motivo por el que sus papás se despiertan con una sonrisa día tras día y a los que se le ilumina la mirada cada vez que hablan de ella. Ambos están en un momento inmejorable de sus carreras y han encontrado la estabilidad que necesitaban. "¿Nuestro secreto? Mimarnos, cuidarnos, querernos... Tenemos algo muy valioso, que es un hogar, que es algo muy difícil de crear. Cuesta mucho encontrar a la persona con la que quieras emprender un viaje de por vida. Cuando algo te hace feliz, lo cuidas al máximo", explica el cantante. 

Saben que debido a sus apretadas agendas, hay épocas del año en las que no pueden estar juntos todo lo que les gustaría, pero ellos han encontrado la llave de la felicidad y el equilibrio perfecto: "Exprimimos los momentos que tenemos juntos. Porque realmente, cuando salgo echo de menos mi casa, pero cuando estoy en mi casa también echo de menos a mi público y estar en un escenario. No sería plenamente feliz si no tuviera ambas cosas. Paula y yo llevamos diez años así y ya estamos acostumbrados. Mi hija sabe que cuando me voy, papá va a volver y lo va a hacer con muchas de jugar, de apretujarla y de estar con ella. Al final, es organización, hay tiempo para todo".

 

 

cc-david-bustamante-VER GALERÍA



A David se le ilumina la cara cuando le preguntan por Paula. Sólo tiene palabras de amor, cariño y admiración hacia ella, la mujer que se ha convertido en su media naranja, su compañera de viaje y la mujer de su vida. "Es increíble cómo trabaja. Es una mujer incansable, que le da tiempo a hacer absolutamente todo. Que duerme cuatro o cinco horas diarias nada más. Si realmente conocierais a Paula cómo es, alucinaríais porque tiene una capacidad increíble de esfuerzo, de trabajo y de concentración. Bueno, es mujer. Las mujeres sois mucho más fuertes que los hombres, nosotros somos unos blandos. Es la mejor ama de casa en el sentido de dirigir un hogar, porque al final son las mujeres las que marcan las pautas, las que dan el equilibrio. Es la mejor mamá del mundo, la mejor esposa, la mejor hija... Es una persona a la que hay que admirar por muchísimas cosas. En una relación, además del deseo, es muy importante tener esa admiración el uno al otro", confiesa Bustamante.

¿Siente celos cuando ve a su mujer protagonizando escenas románticas con compañeros de trabajo? "Estoy totalmente acostumbrado. Procuro no ver lo que me molesta y ya está. Es como ella cuando me ve en los videoclips. Choca un poco y es difícil, pero estoy acostumbrado, ¡me casé con una actriz! Pero mi mujer es muy light, me sorprendería más verla en otro tipo de escenas". 

 

 


Después de tomarse un año sabático para disfrutar de su hija y de la vida, el cantante volvió al estudio de grabación con las pilas cargadas y la mochila llena de ideas, letras y acordes que compartir con sus fans más incondicionales. Vivir ha sido el resultado de mucho esfuerzo y la respuesta no ha podido ser más gratificante: "Una vez más, me ha sorprendido muchísimo la gente. Después de tres años sin sacar un álbum, uno tiene miedo de que se olviden de ti, que uno pase de moda... Siempre existe ese miedo, pero es bonito ver que después de tantos años ellos siguen ahí, apoyándote. Por eso todo merece la pena, las noches de insomnio escribiendo, componiendo e ideando este nuevo disco". 

Sus seguidores estaban deseando escuchar sus nuevas canciones y están viviendo la promoción del disco con mucha emoción. Tanta, que el artista 'sufrió' las consecuencias en su propia piel. "Paso siete horas de pie recibiendo abrazos, que es lo más maravilloso del mundo, pero claro, cuando te abrazan tanto pues al final me hice una contractura del copón y me mareaba un poco, pero ya está. Estaba fatal y no podía ni girar el cuello. Lógicamente no podía enfrentarme a un evento o a estar muchas horas porque estaba incómodo, como le pasaría a cualquier persona. Pero es que cuando los médicos le ponen nombre de vértigos y estas cosas, parece que te está pasando algo mucho más grave, pero estoy bien, con un fisioterapeuta se arregla todo", concluye con una sonrisa.

Más sobre

Regístrate para comentar