El abogado de Isabel Pantoja, José Ángel Galán: 'Quiere unos días para dejar todo bien atado'

Ven cada vez más factible su entrada en prisión

Tras haber presentado el recurso de súplica ante la Audiencia Provincial de Málaga, el abogado de Isabel Pantoja, José Ángel Galán, ha reiterado una vez más que la decisión que tomó el tribunal le parece injusta y ha señalado cómo se encuentra Isabel. Comentó que no entienden los argumentos que dio el tribunal para desestimar la suspensión de la pena mientras esperan la resolución del Constitucional, ya que mencionó la situación social y de ejemplaridad. “Lo dice la propia resolución, que es ejemplar, es para prevenir conductas futuras. Es lamentable que haya surgido esta situación”.

 

 

El letrado no sabe todavía cuál será el plazo que determinará el tribunal en caso de que se niegue a la suspensión de la condena, por lo tanto no sabe qué prisión elegiría su cliente llegado el momento, un tema en el que dijo que no va a opinar. Desmintió que vayan a alegar problemas psicológicos, “no es cierto”, y que la artista hará frente a lo que diga el tribunal. “Cuando se marque el período voluntario, ingresará y seguirá pagando la multa” dijo José Ángel Galán. La artista sabe que la posibilidad de que entre en la cárcel está muy cerca. “Es una posibilidad que ella ha contemplado, ya lo hemos hablado varias veces”.


isabel-abogado1VER GALERÍA

 


Lo tiene todo pensado por si llegara el momento de ingresar en la cárcel y está haciendo los arreglos necesarios, aunque José Ángel no quiso detallar cuáles eran. “Quiere unos días para dejar todo bien atado”, por eso han pedido un plazo de un mes al tribunal en caso de que desestime el recurso. Si se cumple el peor de los pronósticos, Isabel Pantoja permanecería en la cárcel seis meses antes de obtener el tercer grado, tal y como detalló el abogado. “Con la pena de dos años, a los seis meses llegarían los permisos y salidas y en un año y pico tendría la libertad condicional completa”. Sin embargo estos plazos podrían variar. “Dependemos de la calificación que le haga la institución penitenciaria, si le dieran el tercer grado antes, pues antes empezaría a disfrutar de los beneficios que concede la penitenciaria”. 

Añadió que la casa madrileña de La Moraleja sigue en venta y que en caso de que se efectuara esta (una vez se levante el embargo que pesa sobre ella), el importe obtenido se destinaría a pagar la multa. De momento Isabel continúa en Cantora esperando a que la ley decida su destino.

Más sobre

Regístrate para comentar