Así han pasado este fin de semana los hijos de Isabel Pantoja

Mientras Isabel Pantoja aguardaba la decisión del juez, que finalmente ha ordenado su ingreso en prisión, ha estado recluida en Cantora al lado de su madre y sus hermanos. La cantante vive sus últimos días de libertad en su finca, donde atraviesa el momento más difícil de su vida. Sus hijos Kiko Rivera y María Isabel Pantoja mantuvieron un emotivo encuentro con ella, pero eso fue hace varias semanas.

Este fin de semana Kiko Rivera, hundido ante el posible ingreso en la cárcel de su madre, se ha refugiado en su trabajo. Kiko ha viajado a Campohermoso, Almería, para ofrecer una de sus actuaciones como Dj en la Sala Emom. Fuentes cercanas a Kiko aseguran que el DJ se ha volcado en su trabajo para tratar de contribuir en la medida de lo posible a la multa a la que se enfrenta Isabel Pantoja.


 

¿Dónde estaban este fin de semana los hijos de Isabel Pantoja?VER GALERÍA



En cambio su hija María Isabel Pantoja ha tratado de poner “al mal tiempo buena cara” y ha acudido este fin de semana a divertirse a una fiesta de Halloween en Rota (Cádiz). La hermana de Kiko Rivera se disfrazó de Catwoman en esta terrorífica velada a la que acudió junto a su televisivo amigo Sema. María Isabel Pantoja colgó en su perfil de las redes sociales una imagen de ella y su amigo en la fiesta, lo que provocó una lluvia de críticas debido a los difíciles momentos que atraviesa su madre. De hecho ha sido, hoy lunes, cuando el juez ha ordenado su ingreso en prisión.


 


Hace unos días María Isabel hacía pública su intención de marcharse a Londres para conseguir el título de profesora de inglés. La idea de la colaboradora de Cazamariposas era viajar a la capital británica con el pequeño Alberto a primeros del mes de noviembre. El hecho de que el juez haya mandado a su madre a prisión no sabemos si modificará sus planes.


Recientemente no dudó en hablar de los malos momentos que estaba pasando su madre: "Mi madre está mal, no tiene ganas de nada", confesó durante la presentación de Halloween en el Parque de Atracciones de Madrid. “Estoy más preocupada por lo de mi madre que por lo mío", aseguró haciendo referencia al juicio por la custodia de su hijo. Y por último quiso matizar que su hermano Kiko vive mucho más pendiente de su madre que ella: “Mi hermano está más apegado a mi madre. Somos muy diferentes, él tiene 30 años y yo veo la vida de otra manera, pero eso no quiere decir que la quiera menos. Ella sabe que yo voy a estar aquí". 

Más sobre: