La mujer de Roger Federer, entre el público con sus gemelas pero sin sus gemelos

No uno ni dos, sino cuatro, son los hijos que tienen Roger Federer y su mujer, Mirka Vavrinec. El tenista suizo y su esposa dieron la bienvenida en verano de 2009 a las gemelas Myla Rose y Charlene Riva, y en mayo de este año la felicidad volvía a llegarles por partida doble con el nacimiento de Leo y Lenny, también gemelos. Se convirtieron entonces en una familia numerosa que, si bien ocupará una gran parte del tiempo libre de Roger, también es el mejor apoyo en su carrera. Su trayectoria deportiva continúa imparable y esta semana le ha llevado a París, donde, aunque esta vez la victoria no pudo ser, el tenista se esforzó al máximo ante sus mayores fans: su mujer y sus dos niñas.


 

federer2-


 

Mirka Vavrinec llevó a Myla y Charlene, de cinco años, al torneo Masters 1000 París-Bercy, en el que Roger jugaba cuartos de final contra el canadiense Milos Raonic. Las tres chicas de Roger Federer 'sufrieron' con él durante los 93 minutos que duró el encuentro, que finalizó con la victoria del canadiense. 


 

No es la primera vez que las gemelas acuden a ver a su papá en acción. Siempre que han tenido ocasión han acompañado a su madre en las gradas para ver a Roger enfrentarse a algunos de los mejores tenistas del mundo. Las niñas son, además de un gran apoyo, el mejor de los amuletos para su padre, que acumula una larga lista de victorias.


federer2-

 


Los pequeños Leo y Lenny no pudieron asistir a animar a Roger en su torneo parisino: son aún demasiado pequeños. El pasado 6 de mayo, el propio jugador anunciaba la feliz noticia del doble nacimiento en su cuenta de Twitter: "Estamos increíblemente felices de compartir que Leo y Lenny han nacido esta tarde. ¡Gemelos otra vez! ¡Milagro!". Cuando crezcan podrán acompañar a su madre y sus hermanas a los partidos de Roger, que contará con un equipo de cinco fieles animadores en las gradas. 


 

Entre tanto, el tenista suizo sigue peleando con fuerza para terminar la temporada con la mejor posición posible. Roger aún podría quedar en lo más alto del ranking por sexta vez en su trayectoria. En la carrera por el uno todavía puede recuperar su error, puesto que por delante quedan los 1.500 puntos del Másters de Londres, que serán los que diriman el pulso que mantiene con el serbio Novak Djokovic.

Más sobre: