Javier Merino habla tras superar su enfermedad: ‘Estoy perfecto’

El empresario, que acaba de padecer malaria, ha querido agradecer la preocupación y tranquilizar sobre su estado de salud, a la vez que ha recordado que Mar Flores ha estado 'a su lado todo el tiempo'

Con aspecto saludable aunque un poco más delgado, Javier Merino ha regresado a sus obligaciones laborales y poco a poco comienza a retomar todas las rutinas. Atrás quedan los diez angustiosos días en los que el empresario ha estado superando una malaria, como el mismo ha declarado con el apoyo de su mujer, Mar Flores, que ha estado “a su lado todo el tiempo”.

javier-merino3VER GALERÍA

 

Ha sido el propio Merino el que ha querido agradecer la preocupación de los medios, a la vez que tranquilizar sobre su estado de salud, actual contestando a la prensa que le esperaba en las inmediaciones de su oficina en Madrid: “Ha sido una enfermedad como otra cualquiera, una malaria, pero ya estoy perfecto”. El empresario ha confirmado que “fue por un viaje a África”, y que es una enfermedad que afecta a “mucha gente”.

Javier Merino ha querido aprovechar la oportunidad para destacar que su mujer ha sido su mejor apoyo ya que ha estado “a su lado todo el tiempo”. Y es que desde que ingresó, Mar Flores ha vivido junto a él los momentos de mayor preocupación. "Ha sido el gran susto de nuestras vidas, el pasado viernes pensé que lo perdía”, declaró hace una semana la modelo. De hecho fue ella misma la que se encargó de comunicar hace dos días que el empresario recibía el alta hospitalaria a través de las redes sociales: "Ya en casa!!!! Agradecer a todas las personas que han estado pendientes de la evolución de mi marido con este #selfie de días antes del susto. Home sweet Home ", escribía Mar.

nullVER GALERÍA


Aunque al parecer en casos similares se recomiendan dos meses de reposo, debido a la medicación que tiene que continuar tomando, el empresario ha vuelto al trabajo y ha retomado sus compromisos. Así que Mar Flores y Javier Merino ya pueden respirar aliviados. Lo que comenzó siendo un fin de semana de ensueño en Ibiza para celebrar su 15 aniversario, se tornó en una pesadilla tras el empresario ser diagnosticado de una malaria tipo 4, de la que fue tratado en el hospital Can Misses de Ibiza, a donde llegó con un cuadro de fiebres altas y múltiples molestias. Días antes, Merino había estado viajando entre Sudán y Kenia por motivos laborales, donde previsiblemente y tras la picadura de un mosquito contrajo el virus.

Más sobre: