Alejandra Romero, ¿cómo es la vida de la nueva Duquesa de Suárez?

La nieta del fallecido Adolfo Suárez, que ha solicitado el título de su abuelo, lleva a sus 24 años una rutina discreta y alejada de la atención pública

Tras el fallecimiento de su abuelo, Adolfo Suárez, su nieta Alejandra Romero Suárez solicitó formalmente la sucesión en el título de Duque de Suárez, que le correspondía por ser primogénita de Marian, que era a su vez la hija mayor de Adolfo Suárez. Alejandra, que ya es la nueva Duquesa de Suárez “de facto” sólo a la espera de que se cumpla el trámite del registro de su nombre como poseedora del citado título en el Registro de Títulos Nobiliarios y Grandezas de España, tiene 24 años y lleva una vida discreta y normal, como la de cualquier joven de su edad.

 

alejandra-romero1VER GALERÍA

 

Cuando su trabajo como abogada se lo permite, disfruta de su tiempo libre junto a su novio Álvaro, un joven con el que sale desde hace unos tres años y que fue uno de sus grandes apoyos durante los actos que se organizaron tras el fallecimiento de su abuelo. Precisamente con Álvaro se la ha visto, relajada y feliz, en los últimos días paseando por Madrid, imágenes que muestra la revista ¡HOLA!, ajena a la atención y curiosidad que sobre ella se puede fijar debido al nuevo título que ostenta. Dada la trascendencia que tiene su apellido en la historia de nuestro país, Alejandra tiene además inquietud precisamente por la época de la transición y forma parte del Comité Ejecutivo de la Asociación para la Defensa de la Transición, que busca difundir el conocimiento sobre esta etapa.

A pesar de su juventud, tanto Alejandra como su hermano menor Fernando, han tenido que hacer frente a momentos personales muy difíciles en los que han contado siempre con el apoyo incondicional de su familia. Siempre estuvieron muy unidos a sus abuelos Adolfo Suárez y Amparo Illana, junto a los que pasaron momentos muy felices en su infancia. En 2001 llegó el primer varapalo cuando perdieron a su abuela Amparo, a causa de un cáncer de mama. La misma enfermedad golpeó de nuevo a la familia y en 2004 falleció su madre Marian, un durísimo golpe que lograron superar gracias al apoyo incondicional de su padre Fernando Romero y el resto de sus familiares.

 

alejandra-romero2VER GALERÍA

 

De nuevo la tristeza invadió a la familia en marzo de este mismo año, cuando fallecía Adolfo Suárez, el primer presidente de la democracia pero también un padre, un abuelo, un amigo. Se pudo ver a una Alejandra muy afectada, igual que toda la familia, por la pérdida en la multitudinaria capilla ardiente que se instaló en el Congreso de los Diputados, por la que pasaron no sólo, cientos de personas anónimas, sino amigos e incluso los Príncipes de Asturias. El rey don Juan Carlos recordó en un emotivo mensaje al político pero también al que había sido su gran amigo, que fue despedido por la multitud entre “vivas” y aplausos.

- Los Príncipes de Asturias dan el pésame a la familia Suárez

- El Rey llora la pérdida de su amigo: 'Mi dolor es grande'

- Adolfo Suárez, las imágenes de una vida histórica

Tras esta triste pérdida fue cuando Alejandra, dentro del plazo que establece la ley, que es de un año, presentó la solicitud de la sucesión en el ducado de su abuelo (dado que su madre había fallecido en 2004). Dicho título puede ser heredado por una mujer después de que en 2006 se aprobara en España la Ley de Igualdad para la Sucesión de Títulos Nobiliarios, desapareciendo así la preferencia que tenía el varón. El Ducado de Suárez le había sido concedido a Adolfo Suárez por el rey Juan Carlos en el año 1981 por su labor en favor de la democracia.

 

Más sobre

Regístrate para comentar