Nagore Aramburu no descuida sus negocios

La mujer de Xabi Alonso hizo una visita relámpago a San Sebastián para atender asuntos profesionales relacionados con su tienda de moda infantil y aprovechó para ver a la familia a la que echa mucho de menos desde su marcha a Múnich

Tanto Xabi Alonso como su mujer, Nagore Aramburu, está encantados con su marcha a Múnich, una ciudad a la que toda la familia se ha aclimatado con rapidez. Aún así, Nagore, empresaria y propietaria de una tienda de moda infantil en San Sebastián, Neroli, no puede descuidar sus negocios por lo que no tiene más remedio que viajar con relativa frecuencia a su ciudad natal para atender las necesidades de la tienda.

null

Así sucedió hace unos días cuando Nagore realizó una visita relámpago a San Sebastián. Allí supervisó de primera mano no sólo la llegada de todo el género de la temporada otoño-invierno que había encargado a las firmas infantiles más exclusivas y más demandadas sino que además aprovechó para anunciar una ampliación de su negocio. Además de su tienda física en el centro de la ciudad, la tienda dispondrá de un ‘corner’ específico en Teapot, un espacio para padres e hijos situado también en la capital donostiarra.

Pero no todo iba a ser negocio. Durante su estancia en su tierra, la mujer de Alonso aprovechó también para ver a la familia, a la que echa mucho de menos desde que se marcharon a Múnich hace ya un par de meses. Aunque recibe sus visitas en Alemania, intenta que no pase mucho tiempo sin ir a verles por lo que intenta compaginar sus viajes profesionales para disfrutar de un tiempo en familia.

Además Nagore, siempre muy preocupada de su apariencia física ya que no en vano suele ser elegida para ser imagen de numerosas firmas de moda y belleza, no pudo dejar de hacer otra visita muy especial. Se trata de su salón de peluquería favorito, un lugar al que también echa muchísimo de menos ya que son los profesionales en los que confía plenamente y que le han aconsejado el color y corte de su pelo desde hace muchos años.

 

Cada vez que vengo a San Sebastián me pongo en manos de Iraia 💇 #Mui #corte

Una foto publicada por Nagore Aranburu (@nagotwit) el Oct 10, 2014 at 8:05 PDT

 



Y como un fin de semana no da para mucho más, Nagore no tuvo más remedio que regresar a Alemania donde ya se preparan para el duro invierno, ya que aunque en Múnich también estaban disfrutando de un otoño bastante cálido, el frío ya ha llegado y la familia Alonso no va a tener más remedio que acostumbrarse al duro invierno alemán.

Eso sí, viajando se pasa mucho mejor así que además de visitar su ciudad natal, la familia Alonso suele aprovechar su estancia en Alemania para hacer excursiones por la zona como fue la escapada que hicieron todos juntos a Salzburgo hace unas semanas de la que dieron buena cuenta en las redes sociales.

Más sobre

Regístrate para comentar