Isabel Pantoja vive, destrozada, las que podrían ser sus últimas 24 horas en libertad

Kiko Rivera, pocas horas antes de saber si su madre entrará o no en la cárcel: 'Siempre a tu lado mamá'

La artista se ha refugiado en Cantora a la espera del veredicto final

La cuenta atrás ya ha comenzado e Isabel Pantoja podría estar viviendo sus últimas horas en libertad antes de su posible ingreso en prisión. Sus hijos han utilizado las redes sociales para expresar lo que sienten en estos momentos en los que sus vidas podrían dar un giro de 180 grados. Kiko Rivera, que atraviesa sin duda una de sus etapas más bajas anímicamente hablando, ha puesto un mensaje de apoyo a su madre, con una imagen en la que se les ve en un programa de televisión al que acudieron juntos (cuando ella precisamente fue a apoyarle a él públicamente tras su paso por Supervivientes).

 

 

También María Isabel ha mostrado lo que siente en estos instantes, cuando está a punto de finalizar el plazo para que su madre se enfrente a su destino.

 

 

La hija de la artista estaba en Madrid con Alejandro el miércoles, antes de saber qué iba a ocurrir con su madre y también de verse ella misma delante de un juez. Y es que el viernes 24 de octubre tendrá que solucionar el tema de la custodia de su hijo Alberto para lo que se encontrará con su expareja Alberto Isla en el tribunal.

 

 

 

Desde que el pasado 9 de octubre recibiera la notificación de la Audiencia Provincial de Málaga confirmando su pena de dos años de prisión y el pago de la multa de 1.147.000 euros, sobre Isabel Pantoja pesa una enorme losa puesto que le daba un plazo de diez días, que finaliza mañana 23 de octubre, para hacer efectivo el pago.


Isabel PantojaVER GALERÍA


En esa notificación se especificaba que se encontraba en “situación de libertad condicional y de no proceder al cumplimiento voluntario de la pena de prisión, se decretará su busca y captura e ingreso en prisión". Desde ese momento se han sucedido los rumores y las especulaciones sobre si la cantante conseguiría recaudar el dinero de la multa a tiempo, si la casa de La Moraleja se habría vendido ya o no o si habría pedido dinero a un prestamista poniendo como aval todas sus propiedades. 

A veinticuatro horas para que expire el plazo, los abogados de la artista no se han pronunciado sobre cómo se procederá al pago, si bien todo apunta a que en estos momentos no disponen de la cantidad económica necesaria. Hay que aclarar que, aunque el pago de la multa no evitaría automáticamente su ingreso en prisión, su impago si le supondría añadir seis meses a su pena de prisión.

La posible entrada en prisión de Isabel y el juicio de custodia de su hija: la familia Pantoja afronta una semana crítica

Isabel Pantoja pagará la multa antes de pedir la suspensión de la pena de dos años de prisión

El Tribunal Supremo rechaza el incidente de nulidad y mantiene la pena de Isabel Pantoja

Isabel Pantoja, emocionada por la presencia de su hija y su nieto en su concierto más significativo: 'Que venga lo que venga'

Lo que es cierto es que la propia Isabel no las tiene todas consigo ya que finalmente, y según aseguran fuentes cercanas al entorno de la cantante, ha tomado la difícil decisión que ha estado posponiendo durante meses: contarle a su madre la verdad de su difícil situación legal. Debido a la avanzada edad de Doña Ana, tanto Isabel como su entorno han evitado en todo momento que le pudieran llegar noticias sobre el caso de blanqueo, su posterior condena y su posible ingreso en prisión. Pero finalmente no ha tenido más remedio que contarle a su madre toda la verdad esperando que pueda asimilarlo todo sin sufrir ningún problema de salud, que es el mayor temor de Isabel.

Isabel, que sacó fuerzas de flaqueza el pasado sábado durante su último concierto en Almería, desde entonces está recluida, sin más contacto que su familia y colaboradores más estrechos y pidiendo mediante mensajes a sus personas de máxima confianza que cuiden de su familia "cuando ella esté donde esté". Su hijo, Kiko Rivera, está completamente destrozado y no sabe de qué manera ayudar a su madre. Ha reducido sus compromisos profesionales al máximo para poder estar con ella dándole todo su apoyo y evita hacer declaraciones a la prensa, manteniendo el mutismo incluso en las redes sociales.

Su hija María Isabel, por su parte, tras veinte días sin ver a su madre, quiso acompañarla el pasado sábado a su último concierto y allí acudió junto a su pequeño Alberto y su novio Alejandro. A la mañana siguiente mantuvo una larga charla con su madre en la habitación del hotel tras la que no pudo evitar colgar en su perfil social una reveladora frase: “Hoy es de esos días en los que necesitas un abrazo”. 

El próximo 24 de octubre ella misma deberá verse las caras con Alberto Isla para solucionar en el juzgado los temas sobre la custodia del hijo que tienen en común y la joven está muy preocupada porque la intención de su ex es pedir la custodia total del pequeño. Se trata de un tema que también preocupa a la tonadillera, ya que adora a sus nietos y tiene el temor de perderlos, puesto que las custodias de ambos están pendientes de resolverse en los juzgados. No corren buenos tiempos para la familia Pantoja y estas horas son decisivas.

Más sobre

Regístrate para comentar