La rocambolesca historia del presunto estafador Francisco Nicolás revoluciona las redes sociales

Se codeaba con las altas esferas de nuestro país haciéndose pasar por asesor del Gobierno con un uso de documentación falsa

De película. Así podríamos definir la historia de Francisco Nicolás Gómez-Iglesias, más conocido como el pequeño Nicolás. Con tan solo 20 años ha conseguido codearse con las esferas más altas de este país, haciéndose pasar por asesor del Gobierno de España con un uso de documentación falsa. Tras ser detenido el pasado martes por la Policía Nacional, la jueza de instrucción número 24 de Madrid, Mercedes Pérez Barrios, acordó el viernes su libertad provisional sin fianza, lanzando al aire la siguiente pregunta: “¿Cómo con su mera palabrería y aparentemente con su propia identidad, pudo acceder a las conferencias, lugares y actos a los que accedió sin alertar desde el inicio con su conducta a nadie, por muy de las juventudes del Partido Popular que manifestase haber sido?”. Según añade la magistrada, el médico forense del caso ha observado en Francisco Nicolás “una florida ideación delirante de tipo megalomaníaco".

La rocambolesca historia del presunto estafador Francisco Nicolás revoluciona las redes socialesVER GALERÍA

Francisco Nicolás ha pasado a disposición judicial como presunto autor de delitos de falsedad documental, estafa y usurpación de funciones públicas. El atestado detalla que el imputado ha desarrollado una intensa actividad en actos públicos con presencia en ellos de altas personalidades y altos directivos de sociedades financieras y de la vida económica en general. De hecho, consiguió acceder a la recepción de Felipe VI tras su proclamación como Rey, como refleja una imagen compartida en su perfil de Facebook.

Muchos han comparado este suceso con la película Atrápame si puedes, de Steven Spielberg, basada en la vida de Frank Abagnale Jr., quien antes de cumplir 19 años consiguió estafar millones de dólares haciéndose pasar por piloto de una empresa aérea, por médico y por abogado. Francisco Nicolás es la versión española de Leonardo DiCaprio, protagonista de este filme.

El auto agrega que se hacía pasar por cargos de la vida política pero no consta que haya sido exhibida documentación alguna que avalara sus afirmaciones verbales. La jueza explica que, como consecuencia de documentación gráfica de estas reuniones y haciéndose pasar como asesor de la Vicepresidencia del Gobierno, logró que Javier M. de la H. le entregase 25.000 euros con la promesa de que intentaría que el Ejecutivo mediase en la venta de un inmueble de Toledo propiedad de la víctima.

Explica que el imputado entregó a dicha persona un dossier titulado "Palacio de la Moncloa. Protocolo de actuación de Javier M. de la H. Gobierno de España", con supuestas firmas del secretario de Estado y el subsecretario de Estado de Presidencia. Según indica el auto, el detenido ha reconocido haber efectuado dicho informe y haber escaneado las firmas. Ya ha devuelto 10.000 euros.

La magistrada ha obligado a Francisco Nicolás a comunicar al Juzgado cuantos cambios de domicilio realice, le prohíbe abandonar el territorio nacional, le retira el pasaporte en el caso de que tenga y le apercibe que el incumplimiento de estas medidas puede suponer una reforma de su situación procesal.

Francisco Nicolás se desplazaba por Madrid en vehículos de alta gama a los que añadía un luminoso semejante a los utilizados por las fuerzas de seguridad. En el registro de su domicilio fueron intervenidos otros dossieres elaborados bajo la apariencia de oficialidad, dos autorizaciones falsas para vehículos del Palacio de la Moncloa y placas de la Guardia Civil y de la Policía Municipal.

La historia de Francisco Nicolás ha revolucionado las redes sociales este fin de semana. A continuación compartimos algunos de los ‘tuits’ más divertidos:

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más