Blanca Cuesta, tras la reconciliación con Carmen Cervera: 'Estamos bien, como cualquier familia que vuelve a unirse'

La mujer de Borja Thyssen ha amadrinado la inauguración del nuevo espacio de decoración de unos grandes almacenes en Valencia

Se encuentra en la recta final de su embarazo, pero ello no le ha impedido desplazarse hasta Valencia para cumplir con un compromiso profesional. Blanca Cuesta ha amadrinado en esta ciudad la inauguración de Decora, el nuevo espacio de decoración de El Corte Inglés, y ha posado ante los medios luciendo su avanzado estado de gestación.

Aunque no es la primera vez que aparece en público desde la reconciliación con la madre de su marido, Borja Thyssen -hace justo una semana acudieron a apoyar Carmen Cervera en la presentación de las memorias del barón en Madrid-, sí ha sido la primera vez que ha hablado sobre ello.


Blanca Cuesta ha amadrinado en Valencia la inauguración de Decora, el nuevo espacio de decoración de El Corte InglésVER GALERÍA


Sin entrar mucho en dar detalles, Blanca ha reconocido que tanto ella como su esposo están muy felices por este acercamiento. "Estamos bien, como cualquier familia que vuelve a unirse", dijo la catalana. Lo que no ha querido dejar claro es cuál de las dos partes dio el primer paso para que fuera posible la reconciliación. "A veces las cosas no se arreglan tan fácilmente y el tiempo ayuda. Creo que siempre las dos partes han de querer, se dio y muy bien así desde luego. Esperamos que sea la definitiva".

Han pasado el verano junto a la baronesa en familia, pero sin las hijas de Carmen Cervera, a lo que Blanca ha comentado que todo lleva su tiempo. La joven ha explicado que el acercamiento entre sus hijos y las mellizas será "poquito a poquito, porque ya sabéis cómo ha sido la situación". A pesar de todo, Blanca ha apuntado que su relación con su suegra "siempre ha sido buena".

Madre ya de tres niños, la mujer de Borja Thyssen ha reaparecido embarazada de casi ocho meses. "Me encontré peor al principio, pero ahora muy bien afortunadamente", dijo. El matrimonio espera su cuarto hijo para diciembre, según ha revelado Blanca durante la presentación, en la que también ha aprovechado para aclarar que aún no saben si lo que esperan es una niña, ya que han preferido que sea una sorpresa. "Estuvimos los cinco primeros meses histéricos por saber, no se veía, estuvimos un poco en vilo, y ahora queremos que sea sorpresa". No obstante, les encantaría que esta vez llegase la que sería la reina de la casa, y en caso de que no fuera así, no decartan intentarlo de nuevo yendo a por un quinto hijo: "Nunca puedes decir que no".


Durante la inauguración, la mujer de Borja Thyssen ha aclarado que no han querido saber si el cuarto hijo que esperan para diciembre, y que nacerá en Madrid, es niño o niñaVER GALERÍA


No saben si lo que viene es niño o niña, y tampoco tienen pensado nombres. "No hay unanimidad", ha declarado la feliz mamá. No obstante, en caso de que sea niña descartó que se vaya a llamar Carmen, como la abuela paterna. " "En principio no porque ya hay dos y no vamos a buscar la tercera", explicó. Tampoco han preparado la habitación del bebé que viene en camino. "Todavía está vacía y pintada de blanco", ha apuntado. El parto será de nuevo en Madrid, como ya hicieron hace tres años con Enzo, el pequeño de sus hijos.

El cuarto retoño de Borja y Blanca llegará cuando sus felices papás acaban de cumplir siete años de casados. Un aniversario, según ha revelado ella, en el que no han tenido ni preparado ninguna celebración especial. "Lo haremos con algún detallito, una cena o un detalle especial, lo típico de una pareja", ha confesado la joven, que por otra parte confirmó que tiene "muchas ganas" de continuar pintando. "Estos meses lo he dejado un poquito por los olores, es incómodo", explicó.

Más sobre

Regístrate para comentar