Carmen Cervera: 'Borja y Blanca no me han dicho si lo que esperan es niña'

'Estoy muy contenta por la reconciliación con mi hijo', ha declarado la baronesa Thyssen tras recibir en Madrid uno de los Premios Laurel Platinum junto a Beatriz de Orleans, Lorenzo Quinn, Christian Gálvez y Joaquín Cortés, entre otros

El Hotel Palace de Madrid acogió el pasado miércoles la entrega de los Premios Laurel Platinum. Se trata de un galardón que se entrega a las personas e instituciones más destacadas y sobresalientes en los distintos ámbitos de nuestra sociedad, en el orden Empresarial, Artístico y Cultural, así como también a aquellos que presiden organizaciones y fundaciones filantrópicas, socio-culturales, políticas y empresariales con España.


Carmen Cervera ha recibido en Madrid uno de los Premios Laurel PlatinumVER GALERÍA


En esta ocasión resultaron premiados Beatriz de Orleans, la baronesa Thyssen, Lorenzo Quinn, David Stein, Christian Gálvez, Samary Fernández, Joaquín Cortés, Vicente Vallés, Francisco de Borbón, Alberto Pinteño, David Navas o César Ruiz, entre otros. Algunos de ellos fueron acompañados de sus respectivas parejas. Fue el caso de Lorenzo Quinn, que acudió con su esposa, Giovanna; del bailaor Joaquín Cortés, acompañado de su novia, Mónica Moreno; o del presentador Christian Gálvez, que fue junto a su mujer, Almudena Cid.


Christian Gálvez y Joaquín Cortés acudieron a recoger su galardón con sus respectivas parejas, Almudena Cid y Mónica MorenoVER GALERÍA


Carmen Cervera se mostró encantada de recibir este premio, un galardón que le ha sido otorgado en un momento muy feliz en su vida. Y es que además de estar a punto de ver cumplido su deseo de ver publicadas las memorias de quien fuera su marido, el barón Thyssen, la paz vuelve a reinar en su familia tras haberse reconciliado con su hijo. Hace unos meses nadie veía factible el restablecimiento de los lazos familiares, pero en los últimos cinco meses la baronesa y Borja Thyssen han terminado de limar asperezas.


La baronesa Thyssen ha recibido este premio en un momento muy feliz en su vidaVER GALERÍA


El primer acercamiento se produjo en primavera, cuando la baronesa y su primogénito se vieron en el Museo Thyssen de Madrid con sus respectivos abogados para resolver ciertas cuestiones legales. Aquellas reuniones lograron que ambos enterraran el hacha de guerra tras siete años de desencuentros y desaires. La situación se normalizó en verano. Borja y su familia se instalaron en julio en la localidad girundense de Sant Feliu de Guíxols, donde la baronesa también pasó gran parte de sus vacaciones. A finales de ese mes, Tita tomó su yate 'Mata Mua' junto ellos y se dirigieron a Ibiza a celebrar el 34 cumpleaños de Borja. Tampoco faltó a la fiesta Manolo Segura, su padre biológico.


El mismo día en que su suegra era premiada, Blanca Cuesta fue fotografiada en el colegio de sus hijos luciendo su avanzado embarazo VER GALERÍA


Todos los implicados han puesto mucho de su parte para alcanzar esta armonía familiar. Incluso Blanca Cuesta, que se encuentra en la recta final de su embarazo. Sale de cuentas a primeros de diciembre y todos esperan que su cuarto hijo sea la ansiada niña, aunque ninguno ha confirmado el sexo del bebé. Ayer, al ser premiada, la abuela paterna dijo que ella tampoco lo sabe. "No me lo han dicho, desde luego". Si es niño, ¿se animarán a ir después a por la niña? "Preguntárselo a ellos", añadió la baronesa, que aseguró estar "muy contenta" por haberse reconciliado con Borja.

Más sobre: