Jennifer López vuelve a su casa del Bronx

Acompañada de su hermana Lynda, y de sus hijos, los mellizos Max y Emme, la cantante visitó su antiguo hogar, su colegio y se reencontró con viejos amigos

jenniferlopex-cordon5-VER GALERÍA

Es una de las mujeres más poderosas del mundo, vende millones de copias de sus discos, causa una espectacular revolución allá a donde va, luce vestidos y joyas de las mejores firmas... todo lo que toca se convierte en oro y, a sus 45 años, puede presumir de haber encontrado la fórmula mágica para seguir reinventándose y permanecer en lo más alto. Sin embargo, ella siempre ha asegurado que sigue siendo aquella chica sencilla del barrio, algo que repetía en la canción Jenny from the block, que se convirtió en un éxito mundial. Nunca está de más recordar de dónde vienes, dónde te criaste y dónde empezaste a ser quien eres hoy en día. Ella lo sabe y, por eso, ha querido regresar al Bronx para rememorar aquellos inolvidables años.

jenniferlopex-cordon6-VER GALERÍA

Espectacular y luciendo figura con una camisa y ajustados pantalones vaqueros, que combinó con unos zapatos en tono nude de altísimo tacón, Jennifer López llegó rodeada de una enorme expectación acompañada de su hermana Lynda, de sus mellizos, Max y Emme, y 'escoltada' por su propio equipo de peluquería y maquillaje, estilismo y seguridad. 

La diva y su hermana visitaron su antiguo hogar en el conocido distrito neoyorkino y protagonizaron momentos de lo más emotivos. Sin duda, se le vinieron a la cabeza innumerables recuerdos de sus años de juventud y quisieron inmortalizar este instante tan especial haciéndose una foto frente a la fachada de la casa. "Te queremos Bronx. Voy a llorar. Adoro este lugar @jlo", escribió Lynda en su perfil personal de las redes sociales junto a la imagen. 

jenniferlopex-lynda-VER GALERÍA

Demostrando que sigue siendo la misma de siempre y que la fama no la ha cambiado, Jennifer estuvo paseando por los alrededores de su casa, charló con varios vecinos y fue a visitar su colegio, donde se encontró con un viejo amigo con el que estuvo hablando un buen rato y le presentó a sus hijos, que sin duda estarían muy emocionados al conocer el lugar donde creció su madre.

Fue un día muy especial y, por ello, Jennifer quiso que quedara para la posteridad. Así, en todo momento un equipo estuvo acompañando a la cantante y a su familia durante su visita al Bronx, un documento que quedará para el recuerdo y que no sólo podrá guardar con cariño para el futuro, sino que también será emitido en televisión

jenniferlopex-hijos-VER GALERÍA

La visita de López a su antiguo barrio coincide con el día en el que ha lanzado su esperado nuevo videoclip de su colaboración con Iggy Azalea en la canción Booty. El vídeo, en el que la cantante aparece espectacular y luciendo tipazo con estilismos muy sexys, ha alcanzado casi el millón y medio de visitas en YouTube en tan sólo nueve horas. Sin duda, otra demostración de que queda Jenny para rato.

Más sobre

Regístrate para comentar