Blanca Romero: 'Ojalá me vuelva a enamorar y pueda tener un tercer o cuarto hijo'

Después de dos años dedicada al cuidado de sus hijos Martín y Lucía, la actriz regresa ilusionada como protagonista de la serie de televisión 'Bajo sospecha'

Blanca Romero regresa feliz e ilusionada a la televisión en España. Guapísima y con energías renovadas después de haber estado dos años al cuidado de su hijo Martín, Blanca ha apostado por la serie Bajo sospecha, una producción de Atresmedia con todos los ingredientes para convertirse en la serie de mayor  éxito del próximo otoño. Yon González, Lluís Homar, Alicia Borrachero o Natalia de Molina son algunos de los actores que acompañarán a Blanca en este thriller. Un drama policial que narra la investigación de dos policías infiltrados, que son Blanca Romero y Yon González, en el caso la desaparición de una niña de siete años el día de su comunión. Tras dos semanas de intensa búsqueda, la policía solo tiene una cosa clara: el culpable es uno de los familiares de la niña. Blanca Romero y Yon González, o lo que es lo mismo Laura y Víctor , se harán pasar por una pareja enamorada para infiltrarse en el pueblo con el objetivo de acercarse a la familia Vega y al resto de sospechosos. Así empieza Bajo sospecha, cuyo rodaje ya ha comenzado en la sierra madrileña -Navacerrada, El Espinar, y El Escorial- y continuará hasta el mes de noviembre.

bajo-sospecha-gtres4-VER GALERÍA

Charlamos con Blanca que, cinco años después de su salida de Física o Química y tras haber sido madre por segunda vez, regresa a la televisión. “Estoy feliz de volver, con muchísima ilusión”. Laura, su personaje, es una mujer muy recta, metódica, sensible y considera a la familia como lo más importante de su vida. Está felizmente casada, pero su única frustración es no poder tener hijos.

A la idea de si surgirá el amor entre los protagonistas, Blanca matiza que su personaje es “una mujer casada, jamás haría algo así. No creo que surja el amor, tendría que pasar algo muy gordo”. Sobre el rodaje junto a Yon González son todo palabras de elogio: “Yon tiene un talento bestial, es super perfeccionista. Yo soy más práctica y nos aportamos mucho el uno al otro. Es una maravilla trabajar con él, hay mucha confianza en el rodaje, estoy feliz”.

bajo-sospecha-gtres-VER GALERÍA

Después de dos años apartada de su profesión, Blanca Romero recuerda como tomó esa decisión. “Acabé Física o Química bastante cansada. Trabajé muchísimo durante cuatro años a un ritmo extenuante. Y dije se acabó. Me voy a vengar. Me ofrecieron volver a Física o Química pero no podía, no tenía ilusión. Entonces creí que era el momento perfecto para tener ese segundo hijo que siempre quise, quería niño a toda costa, y también sentía que a Lucía con tanto viaje no le había dedicado todo el tiempo que quería. Ha sido maravilloso poder permitirme el lujo de estar dos años en mi casa sin preocuparme de nada”.

Una vez que nació Martín, en julio de 2012, Blanca se dedicó en cuerpo y alma a su pequeño: “Terminé la película Fin, me quedé embarazada y cuando nació el niño me fui a rodar a Valencia. Lo pasé tan mal, lloré tanto, sufrí tanto, que dije lo siento, no voy a pasar por ello. Pensé voy a criar a mi hijo, voy a disfrutar a mi hijo, voy a padecer a mi hijo y me encerré en el monte y dije que hasta que no cumpliera dos años no regresaría, y cumplió dos años el pasado 21 de julio". A lo que añade: "Ahora que ya veo al niño más autónomo, que va a empezar la guardería, hay que ir rompiendo lazos. Es dolorosísimo, todavía hay días que me pego unas llantinas horrorosas, pero tenía ganas de volver a recuperar a Blanca, a recuperar mi profesión, porque los niños te absorben totalmente”.

bajo-sospecha-gtres3-VER GALERÍA

Una profesión que ha retomado con muchas ganas: "No me ha costado nada adaptarme al ritmo de los rodajes y a los madrugones. Si tenía un niño que no dormía, cuando llegué pensé para mi estos son vacaciones", asegura. Además con su hija Lucía, de 16 años, reconoce que tiene gran ayuda: "Lucía le cuida muy bien, además es super precavida y le cuida cuando me voy a rodar. De todos modos no quiero que se convierta en su responsabilidad”.

Después de ser madre de dos hijos, Blanca no descarta en volver a recuperar la estabilidad sentimental: “Ojalá me vuelva a enamorar y poder tener un tercer o cuarto hijo”. Aunque reconoce que ahora no es el momento: “No daría a basto,  pero no me importaría, me encantan los niños”.

Por último y a raíz del debut como modelo de su hija para la firma Emporio Armani, la exmujer de Cayetano Rivera reconoce estar feliz de que Lucía siga sus pasos en el mundo de la moda:  "Lucía siempre me ha dicho que le encanta la moda, el cine y la televisión no le atrae tanto. Mi carrera como modelo me aportó cosas buenísimas y no me disgustaría nada que mi hija siguiese mis pasos. En las profesiones cuanto antes se empiece mejor. Yo también empecé muy joven y de momento mi hija va de mi mano". Además señala, "ella es más modelo que yo, yo era más exuberante y exótica, ella sin embargo, ella es más fina, muy delgadita".

bajo-sospecha-gtres2-VER GALERÍA

Llegadas estas fechas veraniegas, inmersa en el rodaje de Bajo sospecha, asegura que este verano no habrá tiempo de descanso. "Después de esta serie, comenzaré a rodar una película. Es una pena porque había empezado a hacer surf, que me encanta, y ahora que llega lo bueno me voy de Asturias".

Más sobre

Regístrate para comentar