María Joaquina y Emali, las mellizas de 'El Chapo' Guzmán a quienes quería ver antes de intentar huir

Según la información publicada el pasado 25 de febrero en el diario mexicano El Universal, en la columna Historias de un reportero de Carlos Loret de Mola, ‘El Chapo’ Guzmán habría dicho que ya se iba “a ir pa’l monte, pero no había visto a mis niñas”, mientras era trasladado en avión a la Ciudad de México, tras su detención en Mazatlán, Sinaloa.

 

Condominio Miramar, en Mazatlán

 

Con base en estas declaraciones, el capo más buscado de México y de los Estados Unidos podría haberse arriesgado por ver a sus mellizas, María Joaquina y Emali, de aproximadamente dos años y medio. Una semana antes de ser detenido, Joaquín Guzmán Loera había logrado evadirse de unos elementos de la Marina-Armada de México cuando lo encontraron en una de sus residencias de Culiacán. ‘El Chapo’ se escapó a través de un túnel que conecta su bañera con el drenaje pluvial y al contrario de esconderse en la sierra, en dónde habría sido más difícil localizarlo, decidió ir al puerto para reunirse con las pequeñas y su esposa, Emma Coronel.

 

Joaquín Gusmán Loera

 

Cuando la Marina-Armada de México entró al departamento 401 de la Torre Miramar, en Mazatlán, encontró al narcotraficante escondido en el cuarto de baño de la habitación donde estaban las cunas de sus hijas, las mellizas y la nana de éstas. Las autoridades locales no se han pronunciado sobre qué pasó con las niñas de Joaquín Guzmán tras su detención, sólo se sabe que su esposa Emma fue detenida con él.

María Joaquina y Emali, que nacieron en agsoto de 2011 en Estados Unidos, son las menores de los 16 hijos que, supuestamente, tiene ‘El Chapo’, quien confesó haber asesinado a más de dos mil o tres mil personas. Su madre es la ex reina de belleza Emma Coronel Aispuro, de entre 24 y 25 años de edad, hija de Inés Coronel, que fue uno de los operadores más cercanos del líder del Cártel de Sinaloa antes de su captura en Agua Prieta, Sonora, en abril de 2013.

Según lo que se ha publicado en CNN México, el capo tiene seis hijos más, de sus matrimonios anteriores: César Iván Archivaldo y Jesús Alfredo, hijos de Alejandrina María Salazar Hernández, con quien se casó en 1977; y Joaquín, Édgar, Ovidio y Griselda Guadalupe, hijos de Griselda López Pérez, también conocida como Karla Pérez Rojo. La información sobre sus otros supuestos hijos no está completa.

 

 

 

 

 

Más sobre: