06 FEBRERO 2013

Mundo singular

Las alucinantes montañas multicolores de Zhangye

La belleza que nos regala este increíble paraje natural, en el que no hay retoque o supercoloración alguna, es verdaderamente deslumbrante. Estamos ante una maravilla que jamás deja de fascinar a quien la contempla: las alucinantes montañas multicolores de Zhangye, en el norte de China, donde da la sensación de que la Tierra estuviera de fiesta el día que se decidió a conformar este paisaje. La erosión del viento y la actividad telúrica, que han actuado durante millones de años, forjaron una orografía única en el mundo, que cuesta creer que exista. Este conjunto árido de montañas de arenisca, que se extiende a lo largo de unos trescientos kilómetros, es el resultado de una multitud de capas de sedimento con diferentes pigmentos minerales, que proporcionan un abanico de colores que nadie tiene que envidiar a la paleta de un pintor. El singular caleidoscopio de piedra va del blanco al rojo, pasando por tonalidades de amarillos, verdes, azules brillantes y perfectos anaranjados. La zona posee un clima muy cambiante con lluvias caprichosas que acentúan los colores de las montañas, haciéndolos aún más vivos y sorprendentes.

Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página

En las alucinantes montañas multicolores de Zhangye, en el norte de China, da la sensación de que la Tierra estuviera de fiesta el día que se decidió a conformar este paisaje 

La erosión del viento y la actividad telúrica, que han actuado durante millones de años, forjaron una orografía única en el mundo, que cuesta creer que exista 

Este conjunto árido de montañas de arenisca es el resultado de una multitud de capas de sedimento con diferentes pigmentos minerales 

El singular caleidoscopio de piedra va del blanco al rojo, pasando por tonalidades de amarillos, verdes, azules brillantes y perfectos anaranjados