03 DICIEMBRE 2012

Mundo singular

Todo un espectáculo para prevenir incendios

Es una aldea histórica que ha sido nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Shirakawa-go, en la prefectura de Gifu, en Japón, se ha hecho famosa por sus más de 100 gasshō-zukuri, unas edificaciones de madera con tejados muy inclinados hechos con paja que atraen a miles de turistas cada año. Estas construcciones tienen un diseño peculiar ideado para combatir los rigores del duro invierno en la región de Hida. La forma de sus tejados, que simulan dos manos en posición de oración, evita la acumulación de la nieve. Sin embargo, al ser de madera y paja, el riesgo de incendios de estas casas es alto. Por eso, el pueblo ha ideado un curioso método de riego con 59 cañones de agua gigantes. Cuando se lleva a cabo, es un espectáculo digno de ver.

Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página

El 4 de noviembre, una sirena a las ocho de la mañana indicaba el comienzo de la prueba con los cañones de agua. Un visitante de Toyonaka, en la prefectura de Osaka, no sabía que ese día se realizaba la prueba. "Fue muy bonito de ver. Me siento afortunado", declaró 

Más noticias sobre...