Mundo singular

Felix Baumgartner, el primer hombre supersónico

Con el dramatismo de quien arriesga la vida por ampliar nuevos horizontes, el deportista Felix Baumgartner cumplió su sueño de ser el primer hombre supersónico al alcanzar una velocidad máxima de 1.342 kilómetros por hora. También ha inscrito su nombre en otras dos marcas superadas: arrojarse en caída libre desde el lugar más alto, 39.045 metros, y subir en un globo tripulado al punto más alejado de la tierra. En los primeros 40 segundos de caída libre el experimentado deportista ha acelerado hasta los 1.342 kilómetros por hora, o lo que es lo mismo, 373 metros por segundo. Baumgartner logró controlar tras esos segundos de incertidumbre el descenso y evitó caer en barrena, lo que le podría haber ocasionado una hemorragia cerebral en caso de girar de forma descontrolada. El deportista no ocultó su alegría al llegar a tierra de una sola pieza cuando abrazó a sus padres y a su novia, que habían seguido al borde de las lágrimas la aventura, especialmente su madre, Eva, que no pudo evitar llorar.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
"Ha sido muy difícil. Estás deshidratado, estás cansado. Ahí arriba es un mundo distinto, el cuerpo reacciona de forma diferente", declaró Baumgartner tras su hazaña. Con su salto, ha hecho historia en una fecha histórica: hace justo 65 años, el piloto estadounidense Chuck Yeager rompió por primera vez la barrera del sonido a bordo del avión experimental X-15 
Los familiares de Baumgartner contemplan la ascensión en globo de la cápsula que le llevó a 39.045 metros de altitud para arrojarse al vacío. La ascensión de dos horas y 36 minutos en globo de la cápsula ha sido un acontecimiento planetario, seguido en directo por millones de personas en 150 televisiones y en Internet. Solamente en el portal de vídeo Youtube, casi 7.3 millones siguieron en directo el momento de más visitas, cuando se sentó en el borde de la cápsula antes de arrojarse al vacío a más de 39 kilómetros de altura 
La cápsula desde la cual Baumgartner saltó al vacío regresó a la tierra en su propio paracaídas 
"Durante unos segundos pensé que iba a perder el sentido", confió el deportista de 43 años, en sus primeras declaraciones tras llegar a tierra sano y salvo en paracaídas en la localidad de Roswell, en Estados Unidos, donde ha tenido lugar el salto 
"A veces tenemos que llegar muy alto para ver lo pequeños que somos", declaró a la prensa el deportista. "Cuando uno está de pie en la cima del mundo, se es demasiado humilde como para pensar acerca de los récords", agregó 

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema