Muere a los 100 años y sin descendencia la última tortuga gigante del mundo

Su muerte, a los 100 años de edad, signfica el fin de una especie animal en la tierra.

El 'Solitario Jorge', el último ejemplar que quedaba de la subespecie de tortugas gigantes, conocida científicamente como Geochelone nigra abingdoni, murió sin descendencia.

Las causas de la muerte no serán conocidas hasta que se realicen los exámenes de rigor, pero la tortuga fue encontrada sin vida en la mañana del domingo en su corral por quien fuera su cuidador en los últimos 40 años, Fausto Llerena, según informó la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG).

Durante los últimos 40 años, los científicos habían intentado que la tortuga tuviera descendencia, pero nunca lo lograron.

Su muerte además pone fin a la subespecie de tortugas gigantes Geochelone nigra abingdoni. Por eso, su cuerpo probablemente se embalsame para conservarla para generaciones futuras.

'Solitario Jorge' fue descubierto en 1972, en la isla Pinta de Galápagos, donde se puso en marcha un programa de reproducción para él, pero nunca logró tener descendencia.

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema