25 MAYO 2012

Mundo singular

Unos anillos... ¡para comérselos!

La artista canadiense Sofia Molnar, que vive en Japón, es la encargada de realizar estos curiosos accesorios

Sofia Molnar, una artista canadiense residente en la ciudad japonesa de Fukuoka, se ha inspirado en la cultura local para crear una bisutería considerada por muchos una obra de arte. Se trata de unos anillos que representan miniaturas de comida y que vende en su tienda SouZou (que significa "Creación a través de la imaginación"). Realizados con madera, papel chiyogami, cerámica y pequeñas figuras plásticas de comida, estos curiosos accesorios han supuesto toda una revolución en el lugar. Cada uno se hace de manera individual y las clientas pueden elegir qué comida quieren llevar en el dedo, desde una comida tradicional japonesa hasta un postre de pastel de chocolate. Según la artista, se inspiró en la comida de plástico de tamaño real que utilizan fuera de los restaurantes para promocionar sus platos. Desde entonces disfruta combinando su pasión por la joyería y la comida. ¿Se imagina llevar en la mano el plato que va a comer ese día? En realidad no es comestible, pero ¿a que nadie lo diría?

Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página

Sofia Molnar, una artista canadiense residente en la ciudad japonesa de Fukuoka, ha creado anillos que representan miniaturas de comida 

Realizados con madera, papel chiyogami, cerámica y pequeñas figuras plásticas de comida, estos curiosos accesorios han supuesto toda una revolución en el lugar 

Cada uno se hace de forma individual y las clientas pueden elegir qué comida quieren llevar en el dedo, desde una comida tradicional japonesa hasta un pastel de chocolate