Por primera vez en la historia del rally Panda Raid una única pareja formada por chicas se adentra en la aventura

Vanesa Díaz y Cristina Olivar, redactora de hola.com, son las dos valientes que han decidido embarcarse en esta experiencia

nullVER GALERÍA

 

Nervios, emoción, meses de preparación, solidaridad y 4.000 km de aventura por delante. Esta mañana y desde la explanada del Santiago Bernabéu 70 participantes han partido hacia Marruecos, en la que es la cuarta edición de la Panda Raid, un rally muy singular en la que tan solo pueden inscribirse vehículos Panda de la primera generación, ya sean Seat o Fiat‎. Su primera parada será Algeciras, donde cogerán un barco que les transporte a la locura o lo que es lo mismo a sus primer encuentro con tierra africanas.

 

VER GALERÍA



La complicidad, la cooperación y las ganas de vivir una experiencia única son los bártulos indispensables que han echado cada uno de los participantes en la maleta. Un equipaje que viaja acompañado por 20 kilos de material escolar que cada uno de los participantes se ha preocupado de recopilar para entregarlo después en una escuela al sur de Marruecos.

Este año y por primera vez en la historia de Panda Raid participan entre los aventureros una única pareja formada por chicas, Vanesa Díaz y Cristina Olivar, son dos de las valientes que han decidido embarcarse en esta trepidante aventura que sin duda convertirán en una gran experiencia.

Cristina Olivar, compañera nuestra en hola.com ha vivido con mucha intensidad todos los preparativos y ayer mismo confesaba: "Estoy muy nerviosa. Creo que esta noche voy a necesitar un par de tilas para dormir ¡No queda nada!".

VER GALERÍA


Cristina y Vanesa, que realizaran este rally a bordo de un Panda con mucho mucho glamour al que está misma mañana plantaban el dorsal número 58, compartirán muy de cerca este episodio inolvidable en sus vidas con los otros 68 participantes y más concreto con cuatro de ellos, amigos y compañeros de viaje, junto a los que han formado el "equipo", si puede llamarse así, pues cada uno compite por separado, De Dunas en Pand-illa.

Sin GPS, con una brújula en sus bolsillos, un mapa y un libro de ruta, estos aventureros se verán las caras con la dureza del desierto, interminables bosques y las montañas de Atlas en cinco etapas a las que pondrá su broche final con una más, una etapa maratón de dos días, que tendrá como recompensa final las preciosas playas de Essaouira, al sur de Marruecos y con una historia digna de contar a sus nietos.


Más sobre

Regístrate para comentar