Los Reyes, la infanta Elena y numerosos políticos visitan la capilla ardiente de Manuel Fraga

Es una despedida sencilla e íntima. La capilla ardiente con los restos de Manuel Fraga ha quedado, por deseo de la familia, instalada en el domicilio madrileño del político. Hasta allí han comenzado a llegar algunos dirigentes políticos para dar su último adiós a esta figura tan importante en el panorama español.

nullVER GALERÍA


Los Reyes y los Príncipes de Asturias han remitido sendos telegramas de condolencia a la familia del presidente fundador del PP, Manuel Fraga, en los que destacan su condición de "gran servidor del Estado". Don Juan Carlos y doña Sofía, junto a su hija la infanta Elena, han acudido además a la residencia del dirigente, tan importante en la historia política de nuestro país. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, llegó acompañado de María Dolores de Cospedal, presidenta de Castilla-La Mancha. Rajoy ha destacado que Fraga Iribarne es "uno de los grandes del pasado siglo y de este en el que estamos". Por su parte, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, destacó que Fraga "ha colocado los intereses de España por encima de cualquier interés personal".

El presidente del Senado, Pío García Escudero, también acudió a la capilla ardiente donde destacó la labor de servicio a España prestada por Manuel Fraga y ha recordado "con cariño" su última etapa en política, en la Cámara Alta, a la que se incorporó como un senador más en "un buen ejercicio de humildad". Marcelino Oreja, exministro de Exteriores y presidente de la Real Academia de la Historia, de la que formaba parte Fraga, elogió a una "persona enorme y excepcional" que vivió "al servicio de la política con un gran sentido de Estado". Fraga no faltaba a las reuniones de la Academia y Oreja lo describió como "un hombre de bien" que descansa "con ara de paz y serenidad".

nullVER GALERÍA

El que fuera presidente de AP entre 1987 y 1989, Antonio Hernández Mancha, recordó una anécdota que vivió con Fraga cuando hacían campaña en la comarca del Alto Almanzora (Almería), cuando para reducir costes compartían habitación. El empresario Juan Miguel Villar Mir ha destacado, visiblemente emocionado, que el fundador del PP Manuel Fraga fue "un gran hombre" que cumplió con su deber. El presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, ha definido este lunes a Manuel Fraga como una "figura gigantesca" de la política española, por lo que considera que la etapa democrática habría sido "muy distinta sin él", ya que fue uno de sus "actores fundamentales".

nullVER GALERÍA

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha destacado hoy de Manuel Fraga su gran vocación de servicio público, su sentido de Estado y su patriotismo y ha enfatizado: "Fraga ya está en la historia de España". Varios líderes del PSOE han querido también despedirse del político gallego. En concreto, los exministros Alfredo Pérez Rubalcaba y José Blanco. Rubalcaba ha destacado su figura política y ha preferido quedarse "con el Fraga que supo entender la necesidad de cambiar". Por su parte, el vicesecretario general del PSOE ha destacado su "gran labor" al frente de la Xunta de Galicia y el "prestigio" y el "impulso" que le dio como presidente de esta autonomía. El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha trasladado su "más sentido pésame" a la familia y ha destacado su importante contribución en la consolidación de la democracia española.

VER GALERÍA

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre ha acudido a media mañana al domicilio de la familia Fraga, igual que la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, con su marido José María Aznar, expresidente del Gobierno. Aznar dijo que Fraga era "un hombre bueno que trabajó como pocos y cuando más difícil era" y ha subrayado que su vida política no la puede explicar sin él. La familia Suárez ha querido mostrar su cariño a la figura de este político. Adolfo Suárez Illana, hijo del primer presidente de Gobierno de la democracia llegaba al domicilio de Fraga pasado el mediodía.

Manuel Fraga, fallecido a los 89 años, será enterrado este martes, 17 de enero, en Perbes, en el municipio de Miño (A Coruña), lugar en el que se encuentra la residencia familiar del presidente fundador del PP. En su residencia de Perbes es donde Fraga pasaba tradicionalmente sus vacaciones de verano, excepto el año pasado, cuando su delicado estado de salud le impidió trasladarse allí. Don Manuel, como el político gallego era conocido, había confesado en diversas ocasiones públicamente su deseo de ser enterrado en Perbes, donde también reposan los restos mortales de su esposa, María del Carmen Estévez. La Xunta ha declarado tres días de luto oficial por el fallecimiento del que fuera su presidente.

Más sobre

Regístrate para comentar