Manuel Fraga fallece a los 89 años en su casa de Madrid

El presidente fundador del PP, Manuel Fraga, ha fallecido en su domicilio de Madrid a los 89 años de edad, y su papel en la vida política española ha sido elogiado de forma unánime por representantes de la práctica totalidad de partidos políticos. Fraga, cuyo delicado estado de salud se había agravado en los últimos días, ha fallecido a consecuencia de un fallo cardíaco, y por expreso deseo suyo, será enterrado en la localidad de Perbes (A Coruña).

Aunque tanto el Congreso, como el Senado y la Xunta se habían ofrecido a albergar la capilla ardiente del político gallego, su familia ha decidido que sus restos mortales permanezcan en su domicilio hasta que sean trasladados a Perbes. Fraga padecía una infección respiratoria importante desde primeros de año a causa de un fuerte catarro y en el momento de su fallecimiento se encontraba rodeado de sus más familiares más cercanos.

FragaVER GALERÍA


Tras conocer la noticia, los representantes de los principales políticos han valorado su trayectoria y la trascendencia de su figura en la Transición española. El Partido Popular ha hecho público un comunicado por la pérdida de "un hombre ejemplar que siempre luchó por sus ideales con absoluta convicción, y que siempre demostró su amor a España y a Galicia". La Ejecutiva Federal del PSOE ha expresado su profundo pesar por el fallecimiento y ha destacado el papel "activo y determinante" de Fraga durante la Transición.

"Los demócratas siempre recordaremos con gratitud su trabajo como ponente en la elaboración de la Constitución española de 1978", han señalado fuentes de la dirección socialista, y en ese mismo sentido se ha expresado uno de los dos candidatos a liderar el PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. La ministra de Sanidad, Ana Mato, también secretaria de Organización del PP, ha asegurado que hoy es un día muy triste para España, ha asegurado que Fraga "dio todo" por su país" y ha avanzado que su partido organizará en breve un homenaje a su presidente fundador.

FragaVER GALERÍA


Por su parte, el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, ha considerado a Fraga "un ejemplo de honestidad y de servicio al Estado". El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, ha calificado de "clave" la figura de Fraga "más allá de su pasado político", y el BNG ha lamentado el fallecimiento aunque ha recordado sus discrepancias políticas con él.

También varios presidentes autonómicos han valorado a Fraga, entre ellos el de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, quien ha destacado su apoyo a la consolidación del Estado de las autonomías desde su "más honda lealtad a la nación española". Feijóo ha convocado para primera hora de mañana una reunión de su Gobierno y ha anulado el resto de su agenda del día.

El presidente andaluz, José Antonio Griñán, ha asegurado que supo estar a la altura para construir una España constitucional, y la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha considerado que es una gran pérdida para el PP y para España. Uno de los "padres" de la Constitución, Gregorio Peces Barba, ha recalcado que Fraga "pasará a la historia como un hombre de Estado" y como una persona que llevaba "absolutamente dentro" la política.

El exsecretario general del PCE Santiago Carrillo le ha calificado de hombre "de talento" que, además, tenía capacidad de adaptarse a los tiempos pese a ser "muy de derechas, muy autoritario y muy empecinado en sus ideas y actitudes". Fraga, el tercer "padre de la Constitución" que fallece después de Gabriel Cisneros y Jordi Solé Tura, fue el fundador de Alianza Popular, el germen del actual PP, y ayer mismo había recibido un mensaje de afecto por parte del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. En su primera intervención en un acto del PP como jefe del Ejecutivo, Rajoy aseguró en Málaga que, sin él, el partido no habría existido como tal.

Una vida dedicada a la política

Manuel Fraga nació en Villalba (Lugo) el 23 de noviembre de 1922. Formado en Derecho, Política y Economía, Fraga ingresó por oposición con el número uno en el Cuerpo de Letrados de las Cortes en 1945 y en 1947 en la Escuela Diplomática. Fue alférez de la Milicia Universitaria. En 1948 obtuvo la Cátedra de Derecho Político de la Universidad de Valencia y en 1953 la de Teoría del Estado y Derecho Constitucional de la Facultad de Ciencias Políticas y Económicas de la Universidad Complutense de Madrid, en donde fue profesor hasta 1987.

En 1951 fue designado secretario general del Instituto de Cultura Hispánica. En 1953, el ministro de Educación Nacional, Joaquín Ruiz-Giménez Cortés, le nombró secretario del Consejo de Educación (dos años más tarde, sería secretario general técnico del Ministerio correspondiente). En 1956 se convirtió en el director del Instituto de Estudios Políticos y en 1957 fue nombrado Delegado nacional de Asociaciones, que era una de las delegaciones de la recién creada Secretaría General del Movimiento.

Su primer cargo político relevante fue el de Ministro de Información y Turismo, que ejerció desde el 10 de julio de 1962 hasta 1969. De su etapa como titular de Turismo procede una de sus imágenes más famosas, la del chapuzón que se dio en Palomares, cuando, en 1966, quiso demostrar a la población que las aguas de esta localidad almeriense no estaban contaminadas, días después de que un bombardero estadounidense cargado con armas nucleares cayera en la zona. En el mismo año elaboró, y consiguió, la aprobación de la Ley de Prensa, que eliminó la censura previa y facilitó la labor de los medios de comunicación independientes del Régimen y aún opuestos a él.
Formó parte, por tanto, del IX Gobierno nacional de España (1962-1965) durante la dictadura franquista.

Fraga promovió el desarrollo de la industria turística con un doble efecto. Por un lado, logró una enorme entrada de divisas que contribuyó al desarrollo económico y a la cancelación, promovida ya unos años antes, del aislacionismo; por otro, abrió España al mundo, inundándola con nuevas ideas y formas de vida, que resultaron decisivas para el cambio político español hacia la democracia. De estos años es el eslogan Spain is different! ("¡España es diferente!").

En 1967 se encargó de la elaboración y aprobación de la Ley de libertad religiosa, que entrañó la tolerancia y aceptación de las confesiones religiosas no católicas, muy en la línea de las directrices del Concilio Vaticano II. Un año después, en 1968, fue designado comisionado del Gobierno para la descolonización de Guinea Ecuatorial. En 1974 fundó GODSA (Gabinete de Orientación y Documentación S.A.), que fue el núcleo de una asociación política vinculada a lo que fue designado como «espíritu del 12 de febrero», en alusión al célebre discurso parlamentario pronunciado por Carlos Arias Navarro: Reforma Democrática. También promovió y apoyó la primera, y limitada, Ley de Amnistía política, que entrañó la cancelación de muchas penas por delitos políticos.

Fue embajador en Londres (1973-1975) y vicepresidente segundo y Ministro de la Gobernación del Gobierno presidido por Carlos Arias Navarro, entre diciembre de 1975 y julio de 1976. En 1976 fundó el partido Alianza Popular, alrededor de los llamados «siete magníficos», personalidades (incluida la suya) vinculadas al franquismo con vocación reformista, frente a los llamados inmovilistas. En junio de 1977 se celebran las primeras elecciones democráticas, siendo Manuel Fraga el candidato a presidente del gobierno por Alianza Popular. Sólo obtuvo 16 escaños y menos del 10 por ciento de los sufragios, una clara derrota. El vencedor fue, como estaba previsto, aunque sin mayoría absoluta, la Unión de Centro Democrática del presidente Suárez.

Durante 1977 y 1978 colabora en la redacción de la Constitución Española, formando parte de la ponencia en representación de AP, junto a los centristas Gabriel Cisneros, José Pedro Pérez-Llorca y Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, el socialista Gregorio Peces-Barba, el comunista Jordi Solé Tura y el nacionalista catalán Miquel Roca.
En 1979 encabeza, en las elecciones parlamentarias, la lista por Madrid de la Coalición Democrática. Sólo obtiene diez diputados. La derecha española está en poder de Suárez y su UCD. Manuel Fraga se mantuvo firme contra el intento golpista del 23 de febrero y dio un ejemplo de dignidad y coherencia.

Después de la crisis y desintegración de la UCD, la Alianza Popular de Fraga se convirtió en el primer partido de la oposición al Gobierno socialista de Felipe González. En 1987 encabeza la candidatura de los populares al Parlamento Europeo, convirtiéndose en eurodiputado. En 1989 se celebra el congreso de la refundación, AP pasa a ser el Partido Popular y el entonces presidente de Castilla y León, un joven José María Aznar, es designado candidato a la presidencia del gobierno. Fraga ha presidido Alianza Popular entre 1977 y 1987, y el Partido Popular, desde abril de 1991 hasta enero de 2006.

Fraga decide entonces volver a su tierra, Galicia, y presentarse a las elecciones al Parlamento gallego. Fue elegido presidente de la Xunta el 5 de febrero de 1990 y ocupó el cargo hasta el 2 de agosto de 2005, año en el que, pese a ganar las elecciones, no logró la mayoría absoluta. Fraga ocupó un puesto de senador designado por el Parlamento gallego, cargo para el que fue elegido en el 2006.

Fue uno de los políticos en activo más ancianos del mundo, dedicándose a la escritura de libros (donde supera los 80) y a dar conferencias. Fraga ocupó desde 1990 el cargo honorífico de presidente-fundador del PP. Presidió, al ser el senador más longevo, la mesa de edad en la constitución de la cámara alta en 2008, donde aprovechó para recordar su idea de reformar el Senado en un sentido autonomista. El 2 de septiembre de 2011 finalmente anuncia su renuncia a la política activa.

Numerosas condecoraciones
Fraga fue reconocido en vida con multitud de condecoraciones civiles, entre ellas con la Gran Cruz de Isabel la Católica, al igual que al resto de padres de la Constitución cuando terminaron con los trabajos de la Ponencia. Además, también le fue concedida la Gran Cruz de Carlos III, la Gran Cruz y Collar del Mérito Civil, las grandes cruces del Mérito Naval, Militar y Aeronáutico, la Gran Cruz de la Orden de Alfonso X el Sabio, la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo así como la Medalla de Oro de Galicia, entre otras.

Su identificación con Galicia era tal que, siempre que en alguna charla se le preguntaba por mujeres, siempre contestaba que su "novia era Galicia". Su labor también fue reconocida con otras numerosas condecoraciones internacionales procedentes de Portugal, la Santa Sede y distintos países iberoamericanos, al tiempo que recibió muchos premios y reconocimientos académicos, tanto españoles como extranjeros.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más